Timoshenko suspenderá la huelga de hambre a petición de los manifestantes

La encarcelada ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko suspenderá hoy su huelga de hambre a petición de los manifestantes opositores congregados desde hace más de dos semanas en el centro de Kiev.

La encarcelada ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko suspenderá hoy su huelga de hambre a petición de los manifestantes opositores congregados desde hace más de dos semanas en el centro de Kiev.

"Me ha dicho que a petición de la gente suspenderá hoy la huelga de hambre, ya que dejó de comer en solidaridad con ellos", aseguró Yevguenia Timoshenko, hija de la líder opositora, en rueda de prensa.

La hija de Timoshenko entregó hoy a su madre, que se declaró en huelga de hambre el pasado 25 de noviembre, la petición por escrito de los organizadores de las protestas antigubernamentales, alertados por el empeoramiento del estado de salud de la carismática política.

Su abogado, Serguéi Vlasenko, aseguró la víspera que su clienta se encuentra muy debilitada, pero que se proponía continuar la huelga de hambre en apoyo de las protestas antigubernamentales.

"Ha adelgazado mucho. Se trata de una huelga de hambre muy severa, ya que sólo bebe agua. Aunque está muy debilitada físicamente, psicológicamente se encuentra en plena forma", afirmó.

Timoshenko, quien cumple siete años de cárcel por abuso de poder, fue uno de los líderes de la Revolución Naranja de 2004, en la que la oposición protestaba como ahora contra Víctor Yanukóvich, actual presidente ucraniano.

Los manifestantes opositores, que iniciaron las protestas masivas el 21 de noviembre tras la renuncia de Yanukóvich de firmar un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, han tomado el edificio del Ayuntamiento de Kiev y bloquean parcialmente las sedes del Gobierno, de la Administración Presidencial y del Legislativo.

El jefe del Policía de Kiev, Valeri Mazán, aseguró ayer que los manifestantes tienen un plazo de cinco días para desbloquear la sede del Gobierno.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.