Opositores ucranianos piden a EEUU y la UE que condenen la violencia policial

Los líderes opositores ucranianos pidieron hoy a Estados Unidos y la Unión Europea que condenen la violencia policial e impongan sanciones a los funcionarios que ordenaron reprimir las manifestaciones pacíficas en Kiev.

Los líderes opositores ucranianos pidieron hoy a Estados Unidos y la Unión Europea que condenen la violencia policial e impongan sanciones a los funcionarios que ordenaron reprimir las manifestaciones pacíficas en Kiev.

"Llamamos a EEUU y la UE a que condenen con firmeza las acciones violentas del régimen de (el presidente, Víctor) Yanukóvich", afirmó el boxeador Vitali Klitschkó, líder del partido UDAR (Golpe).

Klitschkó, que hizo estas afirmaciones durante una reunión con la secretaria adjunta de EEUU para Asuntos Europeos, Victoria Nuland, aseguró que Yanukóvich ha dado la espalda a la integración europea.

"Él ya ha tomado la decisión de convertir a Ucrania en una dictadura", dijo el opositor, quien aseguró que Yanukóvich se propone sellar un acuerdo económico con Rusia "que contradice los intereses nacionales de Ucrania".

En la reunión también participaron Arseni Yatseniuk, líder parlamentario de Batkivschina, formación encabezada desde la cárcel por la ex primera ministra Yulia Timoshenko, y el nacionalista Oleg Tiagnibok.

Los opositores expusieron a Nuland sus demandas: dimisión del Gobierno, convocatoria de elecciones parlamentarias y presidenciales anticipadas y procesamiento de los altos cargos del Ministerio del Interior responsables de la represión de las protestas.

Horas antes, durante su reunión con Nuland, el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, se mostró dispuesto a crear un grupo para negociar con la oposición, aunque sólo después de que los manifestantes desbloqueen la sede del Ejecutivo.

El nuevo jefe de la policía de Kiev, Valeri Mazán, dio hoy a los manifestantes cinco días de plazo para desbloquear el edificio del Gobierno, situado en el centro de la capital ucraniana.

Los manifestantes opositores siguen controlando el edificio del Ayuntamiento de Kiev y la Casa de los Sindicatos, y bloquean parcialmente las sedes del Gobierno, de la Administración Presidencial y de la Rada Suprema (Legislativo).

Mientras, pese a que las temperaturas siguen descendiendo, cientos de activistas siguen congregados día y noche en la Plaza de la Independencia de Kiev, conocida ya como Euromaidan ("maidán" es plaza en ucraniano).E

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.