Ucrania y la UE preparan nuevas discusiones sobre el acuerdo de Asociación

Una delegación de funcionarios ucranianos ha viajado hoy Bruselas para preparar con la Comisión Europea (CE) discusiones sobre la eventual aplicación del acuerdo de Asociación negociado entre las dos partes y que el Gobierno de Kiev ha decidido no firmar, desatando fuertes protestas en el país.

Una delegación de funcionarios ucranianos ha viajado hoy Bruselas para preparar con la Comisión Europea (CE) discusiones sobre la eventual aplicación del acuerdo de Asociación negociado entre las dos partes y que el Gobierno de Kiev ha decidido no firmar, desatando fuertes protestas en el país.

La reunión, de carácter técnica, responde a una petición del presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, según explicó hoy la portavoz comunitaria de Exteriores Maja Kocijancic.

El objetivo de la cita es preparar una posterior visita, con representación de más alto nivel, en la que Kiev quiere discutir "varios aspectos del acuerdo del acuerdo de asociación", explicó la portavoz.

En esa reunión, que no tiene fecha por ahora, podría participar el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, según asegura la prensa ucraniana.

La CE, sin embargo, insistió hoy en que aún no está decidido a qué nivel tendrá lugar el encuentro, planteado por Yanukóvich en una conversación telefónica que mantuvo con el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso.

Ucrania quiere que Europa mejore las condiciones establecidas en el pacto de Asociación y libre comercio, pues considera que su firma a día de hoy supondría un duro golpe para el país, por la presumible pérdida de relaciones económicas con Rusia.

Bruselas, por su parte, se ha mostrado abierta a discutir aspectos de la aplicación del acuerdo, pero ha dejado claro que no se reabrirá la negociación del texto.

Los Veintiocho, además, se han mostrado críticos con la forma en la que el Gobierno ha gestionado las multitudinarias manifestaciones proeuropeas y ha condenado el uso excesivo de la fuerza y llamado al diálogo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.