Ashton no irá a reunión de OSCE, pero la CE subraya que no hay boicot a Kiev

La Comisión Europea (CE) dejó hoy claro que la ausencia de la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, en la conferencia ministerial de la OSCE que tendrá lugar mañana en Kiev no constituye un "boicot" a Ucrania por su decisión de rechazar firmar un acuerdo de asociación con la UE.

La Comisión Europea (CE) dejó hoy claro que la ausencia de la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, en la conferencia ministerial de la OSCE que tendrá lugar mañana en Kiev no constituye un "boicot" a Ucrania por su decisión de rechazar firmar un acuerdo de asociación con la UE.

"No es un boicot, no ha anulado su participación", indicó en la rueda de prensa diaria de la CE la portavoz de Ashton Maja Kocijancic.

Insistió en que la alta representante europea deberá permanecer mañana en Bruselas para liderar una nueva ronda de negociación de normalización de relaciones entre Serbia y Kosovo, algo que ya estaba planificado "desde hace algunas semanas".

En nombre de Ashton asistirá a la reunión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) -que actualmente preside Ucrania- la directora política del Servicio Europeo de Acción Exterior, Helga Schmid.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ya canceló la pasada semana su visita al encuentro de la OSCE en Kiev, tras la decisión de Ucrania de suspender la firma del acuerdo con el bloque europeo.

La portavoz destacó que Schmid tiene previsto reunirse tanto con las autoridades ucranianas como con representantes de la oposición para "transmitir el mensaje" ya formulado por el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso.

En una llamada telefónica entre Barroso y el presidente ucraniano, Viktor Yanukóvich, que tuvo lugar el lunes, el político portugués pidió a todas las partes en el país mostrar moderación tras registrarse a lo largo del pasado fin de semana represiones violentas por parte de la Policía de manifestaciones proeuropeas que reclamaban al Gobierno firmar el acuerdo de asociación con la UE.

Para Bruselas, el uso de la fuerza por la Policía ucraniana fue "excesivo" e "injustificado", por lo que Barroso pidió a Yanukóvich investigar "cuanto antes" ese capítulo, algo a lo que el mandatario se comprometió.

El jefe del Ejecutivo comunitario también subrayó la importancia de que las autoridades ucranianas "se comprometan urgentemente" con todas las fuerzas políticas relevantes, y dejó claro que el país sólo puede superar esta situación por una vía "pacífica y política".

Barroso y Yanukóvich también acordaron el envío por parte de Ucrania de una delegación para abordar aspectos del acuerdo de asociación que han negociado, aunque la UE ha advertido de que no se tocará el texto que ya se ha cerrado.

"No esperamos a la delegación ucraniana hoy, acordaremos el lugar y fecha del encuentro a través de los canales diplomáticos", confirmó hoy Kocijancic. E