Exministro de Defensa ruso se niega a declarar por un caso de corrupción

El exministro de Defensa ruso Anatoli Serdiukov se negó hoy a declarar como imputado en un interrogatorio por un caso de corrupción, informó hoy el Comité de Instrucción (CI) de Rusia.

El exministro de Defensa ruso Anatoli Serdiukov se negó hoy a declarar como imputado en un interrogatorio por un caso de corrupción, informó hoy el Comité de Instrucción (CI) de Rusia.

"Durante el interrogatorio Serdiukov no reconoció su culpabilidad y se negó a responder alegando el artículo 51 de la Constitución" que permite al ciudadano no declarar contra sí mismo, dijo a medios locales el portavoz del CI, Vladímir Markin.

Agregó que Serdiukov, imputado por "negligencia" por ordenar la construcción de una carretera privada con cargo al presupuesto de su cartera, podría afrontar acusaciones "más graves".

"No se descarta que la calificación del delito que se le imputa al extitular de Defensa puede ser cambiada tanto en la etapa de la acusación formal como a lo largo de la investigación", precisó.

También, informó de que a Serdiukov, que ejerció como titular de Defensa entre febrero de 2007 y noviembre de 2012, se le prohíbe abandonar su lugar de residencia.

Según el CI, siendo ministro de Defensa, Serdiukov impartió oralmente instrucciones a sus subordinados para construir una carretera en la región de Astraján, en el sur de la parte europea de Rusia, para facilitar el acceso al territorio de una sociedad sin fines de lucro.

Según el código penal ruso, el delito de negligencia se castiga con un año de trabajos sociales o tres meses de arresto.

Serdiukov, de 51 años, el primer civil en dirigir el Ministerio de Defensa, es el más alto funcionario apartado del poder como consecuencia de un escándalo desde que Vladímir Putin asumiera la jefatura del Kremlin en 2000.

Putin destituyó a Serdiukov hace un año tras destaparse una estafa con bienes de Defensa por valor de más de 3.000 millones de rublos (casi 100 millones de dólares), en la que estaría presuntamente implicada la empresa Oboronservice, dependiente de esa cartera.

Serdiukov ha comparecido como testigo en ese caso, pero ha negado el CI cualquier implicación en el escándalo de corrupción.

Poco después de su destitución, Putin negó que Serdiukov fuese sospechoso de corrupción y recalcó que fue relevado de su cargo debido a que "surgieron dudas sobre su capacidad como ministro para comandar el proceso relacionado con los bienes" de Defensa

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.