Enfrentamientos entre policía y opositores en Presidencia y Ayuntamiento Kiev

Un grupo de opositores que participa en la protesta de hoy en Kiev comenzó enfrentamientos con la policía que custodia la sede presidencial, mientras otro grupo entró en el Ayuntamiento, según distintos medios.

Un grupo de opositores que participa en la protesta de hoy en Kiev comenzó enfrentamientos con la policía que custodia la sede presidencial, mientras otro grupo entró en el Ayuntamiento, según distintos medios.

La agencia rusa ITAR-TASS señaló que "han comenzado enfrentamientos entre manifestantes y policías" que custodian el edificio, y añade que desde una calle cercana "se escuchan disparos y se ve humo".

Varios medios han mostrado a un grupo de opositores montados en una excavadora acercándose al cordón policial que custodia el complejo presidencial.

Según ITAR-TASS, con la excavadora tratan de romper las barreras metálicas que rodean la sede, mientras las fuerzas de seguridad, con megáfonos, intentan convencerles de que se retiren.

De acuerdo a la "Televisión comunitaria" que está transmitiendo desde el lugar, se rata de "provocadores", puesto que en la zona del complejo presidencial no hay dirigentes opositores y "nadie ha dado orden de asaltar el edificio".

La misma fuente informó de que entre los propios manifestantes comenzó una disputa entre quienes querían acciones de fuerza y los que llamaban a la calma.

Mientras, varios medios han informado de que un grupo de opositores entró en el edificio del Ayuntamiento de Kiev y de que la policía se está concentrando alrededor para retomarlo.

En la plaza de la Independencia continúa un masivo mitin de protesta, en el que participan decenas de miles de personas, hasta medio millón, según las cifras ofrecidas por Arseni Yatseniuk, el líder parlamentario del partido opositor Batkivschina, de la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko.

Otro dirigente opositor anunció ante los congregados el inicio de una huelga general en Ucrania para pedir la renuncia del presidente y del Gobierno.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.