El diplomático ruso arrestado en Holanda ilegalmente abandona el país

El diplomático ruso Dmitri Borodín, arrestado el pasado octubre por las autoridades holandesas en su vivienda de La Haya por un presunto maltrato a sus dos hijos, ha abandonado los Países Bajos, según ha publicado en su cuenta de la red social Twitter.

"He abandonado los Países Bajos ayer (por el sábado). No ha sido del todo mi elección. No siento odio hacia los ciudadanos holandeses, dejo allí muchos amigos", afirmó este domingo en su perfil.

Sin embargo, el ministro consejero de la embajada de Rusia añadió que "tengo serias dudas sobre los que pretenden tener una superioridad moral y el derecho a predicar sin escuchar" en otro mensaje.

Además, Borodín deseó "buena suerte a los que tienen buena voluntad" y rechazó hacer comentarios sobre las relaciones entre Rusia y los Países Bajos, que se han tensado en los últimos meses por su detención y otros sucesos.

La detención del diplomático ruso en La Haya desencadenó una dura reacción por parte del Gobierno ruso, que exigió explicaciones a Holanda y pidió sanciones para los responsables.

Las autoridades holandesas se disculparon ante Moscú, tras confirmar que la detención violó las normas diplomáticas internacionales.

Los roces entre Moscú y la Haya comenzaron este año con el polémico suicidio en Holanda del refugiado ruso Alexandr Dolmátov.

Dos periodistas holandeses tampoco recibieron visados para trabajar en Rusia, que además de bloquear la importación de las patatas holandesas, prohibió por unos meses la entrada de carne de ternera de ese país.

La escalada de tensión cobró fuerza con la detención el 26 de agosto de la tripulación del rompehielos de Greenpeace "Arctic Sunrise" en Rusia, cuando navegaba bajo bandera holandesa, y siguió aumentando con la detención posterior de Borodín en La Haya.

Pocos días después, Holanda pidió explicaciones a Rusia por la agresión a un diplomático holandés en su casa de Moscú, tras lo que la vivienda de un empleado del personal técnico de la delegación rusa en La Haya fue saqueada cuando éste estaba de vacaciones.

La visita de los reyes Guillermo-Alejandro y Máxima de Holanda a Moscú hace un mes se vio también ensombrecida por un nuevo incidente, cuando dos jóvenes rusos lanzaron tomates a la pareja real. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.