La Asociación Oriental comienza una cumbre marcada por la renuncia de Ucrania

Los líderes de los países de la Unión Europea (UE) y la Asociación Oriental comienzan hoy en la capital lituana una cumbre ensombrecida por la decisión de Ucrania de renunciar en el último momento a asociarse con los Veintiocho, fiasco del que Bruselas culpa a Rusia.

Los líderes de los países de la Unión Europea (UE) y la Asociación Oriental comienzan hoy en la capital lituana una cumbre ensombrecida por la decisión de Ucrania de renunciar en el último momento a asociarse con los Veintiocho, fiasco del que Bruselas culpa a Rusia.

La firma del acuerdo entre Ucrania y la UE se preveía como el acontecimiento central de la tercera cumbre que celebra la Asociación Europea desde que, en 2009, comenzó su andadura para buscar la convergencia de los asociados con las leyes y los estándares comunitarios.

Ucrania es, con diferencia, el país más grande y poderoso de las seis antiguas repúblicas soviéticas que participan en la Asociación Oriental, que agrupa además a Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia y Moldavia, y de ahí la importancia de su renuncia a firmar -de momento, como aseguran sus autoridades- el acuerdo con la UE.

El Gobierno de Kiev arguyó motivos de carácter estrictamente económico para suspender la firma de Acuerdo de Asociación, que se negoció durante años y que hubiera supuesto un paso gigantesco en el acercamiento de Ucrania a la UE.

"Cuando alcancemos un nivel (económico) que sea confortable para nosotros, cuando éste sirva a nuestros intereses, cuando acordemos condiciones normales, entonces hablaremos de la firma (del acuerdo)" declaró el presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, en vísperas de su viaje a Vilna.

Según Bruselas, el plantón ucraniano se debió a las presiones de Rusia.

Los presidentes de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, han manifestado que la UE "desaprueba con fuerza la postura de Rusia" y recalcaron que Ucrania tiene que decidir "libremente qué tipo de compromiso busca con la Unión Europea".

Pero no sólo Ucrania ha renunciado a asociarse a los Veintiocho: Armenia ha hecho lo mismo y en vísperas de la cumbre de Vilna anunció su decisión de sumarse la Unión Aduanera, organización de integración económica que lidera Rusia e integra a otras dos antiguas repúblicas soviéticas: Bielorrusia y Kazajistán.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, expresó su profunda desazón por el hecho de que Ucrania y Armenia hayan renunciado a sus planes de firmar sendos acuerdos de asociación en la cumbre de Vilna.

"Es especialmente lamentable que las decisiones de estos países de reconsiderar sus opciones hayan sido adoptadas bajo presión externa", dijo Schulz, quien añadió que la UE debe decir, "en voz alta y con toda claridad", que la presión de Rusia contra los socios orientales es "simplemente inaceptable".

La cumbre comenzará esta tarde con una cena de trabajo de los jefes de Estado y Gobierno que tendrá lugar en el Palacio de los Grandes Duques de Lituania.

Mañana por la mañana se dará al bienvenida oficial a las delegaciones que asisten a la cumbre, tras lo cual se celebrará la ceremonia de la firma de sendos preacuerdos de asociación de Moldavia y Georgia con la UE.

Tras la foto de familia, comenzará la plenaria de la cumbre, a cuyo término Durao Barroso, Van Rompuy y la jefa de Estado lituana, Dalia Grybauskaite, en su condición de presidenta de turno de la UE, ofrecerán una rueda de prensa.