Nicaragua autoriza a EE.UU. y Rusia patrullar en zona delimitada con Colombia

La Asamblea Nacional de Nicaragua autorizó hoy el ingreso de tropas, naves y aeronaves militares de EE.UU. y Rusia con el fin de realizar operaciones antidrogas, por separado, en los espacios marítimos delimitados por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con Colombia en el mar Caribe.

La Asamblea Nacional de Nicaragua autorizó hoy el ingreso de tropas, naves y aeronaves militares de EE.UU. y Rusia con el fin de realizar operaciones antidrogas, por separado, en los espacios marítimos delimitados por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con Colombia en el mar Caribe.

El ingreso de los militares estadounidenses y rusos fue propuesto por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, con carácter de urgencia, y aprobado este martes en la sesión plenaria con amplia mayoría, dijo el titular del Legislativo, el sandinista René Núñez.

Según el decreto, esas operaciones de lucha contra el narcotráfico con militares estadounidenses, que será "previamente planificado y coordinado con el Ejército de Nicaragua", se llevarán a cabo a partir del 1 de enero hasta el 30 de junio del próximo año.

La patrulla conjunta de las armadas de Nicaragua y Estados Unidos será "particularmente en los espacios marítimos delimitados" por la CIJ en el mar Caribe, en su sentencia del 19 de noviembre de 2012, de acuerdo con la iniciativa.

Esas operaciones antidrogas se efectuarán en el marco de lo establecido en el acuerdo entre los Gobiernos de Nicaragua y de Estados Unidos para la cooperación y eliminación del tráfico ilícito, suscrito en 2001, explicó el Ejecutivo.

Con respecto a las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, el Congreso nicaragüense autorizó el ingreso de efectivos militares, naves y aeronaves con el fin de llevar a cabo un intercambio de experiencias y adiestramiento durante el primer semestre del próximo año.

También operaciones en contra de ilícitos en "espacios marítimos delimitados" por la CIJ en el mar Caribe y aguas jurisdiccionales en el océano Pacífico, del 1 de enero al 30 de junio de 2014, según la iniciativa.

Hace un año, el máximo tribunal de las Naciones Unidas definió los límites marítimos de Nicaragua y Colombia en el Caribe, dejando bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, cuyas islas mayores ya se habían concedido a Bogotá en 2007.

A Nicaragua le otorgó una franja marina en esa zona que Colombia calcula en unos 75.000 kilómetros cuadrados y el país centroamericano estima en más de 90.000.

La Asamblea Legislativa de Nicaragua también autorizó el ingreso en territorio nacional de militares, naves y aeronaves de las Fuerzas Armadas de Cuba, México y Venezuela para participar en intercambio de adiestramiento y ayuda humanitaria.

Asimismo, de 35 militares y aeronaves de El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana para participar en el traspaso de mando de la presidencia del consejo superior y secretaría general temporal de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), del 22 de enero al 13 de febrero de 2014.

El Parlamento también aprobó la salida de 50 militares nicaragüenses a Venezuela, 40 a Cuba y otros tantos a México para realizar ejercicios de entrenamiento y capacitación.

Según el Gobierno nicaragüense, el ingreso de tropas internacionales y la salida de uniformados locales es "altamente provechoso y significativo" para el Ejército de Nicaragua.