Yanukóvich acudirá a Vilna para asistir a la cumbre de la Asociación Oriental

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, acudirá esta semana a Vilna para participar en la cumbre de la Asociación Oriental, pese a la negativa de Kiev de firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, acudirá esta semana a Vilna para participar en la cumbre de la Asociación Oriental, pese a la negativa de Kiev de firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).

"Ucrania no renuncia a la integración europea. El presidente de Ucrania tiene previsto asistir a la cumbre de la Asociación Oriental en Vilna", anunció Leonid Kozhar, ministro de Exteriores ucraniano, citado por la prensa local.

Kozhar subrayó que "Ucrania no renuncia a la firma del Acuerdo de Asociación", sino que se trata de una suspensión provisional del proceso de firma, ya que, "a día de hoy, ni Ucrania ni la UE están preparados para ello".

La decisión del Gobierno de suspender las negociaciones para la firma de dicho acuerdo desató el domingo una ola de protestas populares en todo el país que continuaron hoy en Kiev y otras ciudades.

La oposición, que intenta reverdecer el estado de ánimo que desembocó en la incruenta Revolución Naranja de 2004, convocó manifestaciones indefinidas con el propósito de forzar al presidente ucraniano a firmar el acuerdo con la UE.

En el corazón de la capital ucraniana los opositores organizaron dos campamentos permanentes: en la plaza de la Independencia y en la plaza de Europa, ambas a centenares de metros de las sedes del Gobierno y la Presidencia.

Mientras, el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, insistió en que el motivo de la decisión es puramente económico y calificó de "limosna" los 1.000 millones de euros en un plazo de siete años que la UE ofreció a Ucrania.

"Nos dijeron que podíamos contar con mil millones de euros. Mil millones de euros no es nada. Esto se puede decir que es una limosna para un pedigüeño", dijo.

Azárov, que reconoció que Kiev pidió a Bruselas compensaciones por la pérdida del mercado ruso, cifró en 160.000-170.000 millones de euros el dinero necesario sólo para homologar su legislación a la europea en caso de asociarse con los Veintiocho.

Por otra parte, negó que Rusia le hubiera prometido a Ucrania 20.000 millones de dólares en caso de renunciar a la firma del acuerdo con la UE, aunque reconoció que ahora Moscú está dispuesto a revisar los precios del gas.

La prensa publicó hoy la carta abierta que la encarcelada ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko le escribió a Yanukóvich para que reconsidere la decisión de no firmar esta semana el acuerdo en Vilna.

"Al enterrar el acuerdo, usted comete el error más grave de su vida", reza la carta de Timoshenko, quien promete a Yanukóvich que si acepta suscribir el acuerdo, pedirá a los líderes europeos que renuncien a seguir exigiendo como condición su liberación.

Timoshenko, que cumple siete años de prisión por abuso de poder tras aprobar en 2009 la firma del contrato de gas con Rusia, acusó a Yanukóvich de renunciar a la asociación con la UE para ser reelegido presidente en 2015.

Según la líder opositora, en caso de firma, la UE y el Fondo Monetario Internacional habrían entregado la ayuda financiera necesaria, mientras que ahora Ucrania será rehén de los caprichos del Kremlin.