Opositores ucranianos continúan protestas por renuncia al acuerdo con la UE

Anoche, efectivos antidisturbios emplearon gases lacrimógenos contra un grupo de manifestantes que atacó un microbús de los servicios de seguridad.

La oposición ucraniana continúa hoy por tercer día consecutivo la concentración indefinida que comenzó este domingo en la plaza Europa de Kiev en protesta por la decisión del Gobierno de Ucrania de renunciar a la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Anoche, efectivos antidisturbios emplearon gases lacrimógenos contra un grupo de manifestantes que atacó un microbús de los servicios de seguridad.

La acción fue reivindicada por el líder del partido nacionalista Sovoboda (Libertad), Oleg Tiagnibok, quien denunció que desde ese vehículo, que se hallaba aparcado junto a la plaza de Europa, se realizaban escuchas ilegales.

"Conseguimos sacar del microbús varias maletas y algunos ordenadores. Cuando las abrimos encontramos equipos de escucha, antenas para interceptar señales de radio, varios juegos de matrículas de coche", dijo Tiagnibok en declaraciones al canal de televisión ICTV.

El líder nacionalista adelantó que su formación presentará a la prensa los equipos que utilizan los servicios de seguridad para realizar escuchas ilegales a los opositores.

"Habían camuflado muy bien el vehículo: lo había adornado con cinta con los colores de Ucrania y una bandera de la Unión Europea", agregó.

Tras el incidente, las fuerzas especiales de la policía se retiraron de las inmediaciones de plaza de Europa, donde centenares de partidarios de la integración de Ucrania en la Unión Europea pasaron la noche.

La encarcelada ex primera ministra y líder opositora, Yulia Timoshenko, desde el hospital donde se encuentra recluida se sumó anoche a las protesta y se declaró en huelga de hambre indefinida.

"En señal de unidad con vosotros, me declaro en huelga de hambre indefinida para exigir que (el presidente Víctor) Yanukóvich firme el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea", manifestó Timoshenko en un mensaje a los participantes en la protestas.

La líder opositora alentó a los manifestantes a que no cejen en sus protestas y "a borrar de la faz de la tierra a Yanukóvich" si no firma el acuerdo con la UE en la cumbre la Asociación Oriental que se inaugurará este jueves en Vilna.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Leonid Kozhar, declaró la víspera que Yanukóvich tiene previsto acudir a la reunión que acogerá la capital lituana, pese a que no firmará en esa cita la el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.

Según el canciller, "Ucrania no renuncia a la firma del Acuerdo de Asociación", sino que se trata de una suspensión provisional del proceso de firma, ya que, "a día de hoy, ni Ucrania ni la UE están preparados para ello".

El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, ha insistido en que la suspensión de la firma del acuerdo obedece a motivos exclusivamente económicos.

Azárov admitió que Kiev pidió a Bruselas compensaciones por la pérdida del mercado ruso que supondría para Ucrania asociarse con los Veintiocho.

"Nos dijeron que podíamos contar con mil millones de euros. Mil millones de euros no es nada. Esto se puede decir que es una limosna para un pedigüeño", dijo el jefe del Gobierno, que cifró en 160.000-170.000 millones de euros el dinero necesario sólo para homologar su legislación a la europea.