Multitudinaria manifestación en Kiev contra la renuncia al acuerdo con la UE

Decenas de miles personas llenaron hoy el centro de Kiev para protestar contra la decisión del Gobierno ucraniano de renunciar a la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, en una de las mayores manifestaciones en la capital de Ucrania de los últimos diez años.

Decenas de miles personas llenaron hoy el centro de Kiev para protestar contra la decisión del Gobierno ucraniano de renunciar a la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, en una de las mayores manifestaciones en la capital de Ucrania de los últimos diez años.

Según los organizadores de la protesta, a la plaza Europa donde se celebró el mitin acudieron más de cien mil manifestantes, mientras que la policía cifró en cinco veces menos los participantes en la convocatoria de la oposición.

Desde el hospital donde se encuentra recluida, la ex primera ministra y líder opositora Yulia Timoshenko hizo un llamamiento a obligar al presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, a firmar el Acuerdo de Asociación con la UE el próximo día 29 en la cumbre de la Asociación Oriental en Vilna.

"Hoy tenemos una tarea clara: obligar a Yanukóvich a revocar su humillante decisión y a firmar el Acuerdo precisamente el 29 noviembre en Vilna", insistió Timoshenko en su llamamiento, publicado en la página web de Batkivschina, su partido.

Timoshenko, que cumple una pena de siete años de prisión por "abuso de poder", afirmó que el Acuerdo de Asociación es mucho más que un acuerdo y agregó: "Es nuestra hoja de ruta hacia una vida normal, es nuestro salto cuántico del profundo salvajismo de la dictadura a la civilización del futuro".

Desde la tribuna, el jefe del grupo parlamentario de Batkivschina, Arseni Yatseniuk, pidió hoy la dimisión del Gobierno y advirtió de que la oposición montará piquetes permanentes frente a la sede del Ejecutivo para exigir la firma del Acuerdo de Asociación con la UE.

El campeón mundial de boxeo de pesos pesados en la versión WBC y líder del partido opositor UDAR, Vitali Klitschkó, no pudo llegar a tiempo a la manifestación debido a que los dos aeropuertos de Kiev denegaron el permiso de aterrizaje al avión en el que regresaba a la capital ucraniana.

El mitin aprobó una resolución para dar carácter indefinido a las protestas, como ocurrió en 2004 durante la Revolución Naranja, cuando una campaña pacífica contra el fraude en las elecciones presidenciales concluyó con la repetición de los comicios.

Además, los manifestantes pidieron la celebración de una sesión extraordinaria del Parlamento para aprobar todas las leyes necesarias para la integración europea, incluida la que permita a Timoshenko viajar al exterior para tratarse de la hernia discal que la aqueja.

En caso de que no se cumpla esta exigencia, la oposición exigirá la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones anticipadas.

El Ministerio del Interior dispuso hoy un imponente dispositivo de seguridad, ya que también se celebró en Kiev un mitin de los partidarios del Gobierno, mucho menos multitudinario que el de la oposición.

Aunque la jornada transcurrió en un clima de calma, al caer la tarde se produjeron algunos incidentes aislados que no pasaron a mayores, como el ocurrido frente a la sede del Gobierno, donde un desconocido arrojó una bomba de humo contra efectivos de la policía antidisturbios.

La oposición acusa a Yanukóvich y a su Gobierno de torpedear los procesos de integración con la Unión Europea y traicionar los intereses nacionales.

Este jueves, el Gobierno ucraniano anunció la suspensión de los preparativos para el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, cuya firma estaba prevista en la cumbre de la Asociación Oriental que se celebrará en Vilna a fines de la próxima semana.

La medida fue justificada por la necesidad de desarrollar las relaciones económicas con Rusia y la postsoviética Comunidad de Estados Independientes.

"La decisión (...) fue difícil, pero la única posible en la situación económica creada en Ucrania. Esta decisión está dictada exclusivamente por motivos económicos", dijo el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov.

Tras el anuncio de Kiev, el comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, lamentó la decisión de las autoridades ucranianas y consideró que la suspensión de los preparativos para la firma del Acuerdo de Asociación obligará a retrasar "muchas de las nuevas oportunidades para el país y sus ciudadanos".

Sin embargo, Füle declaró que la Unión Europea "mantiene la puerta abierta" a un futuro Acuerdo de Asociación con Ucrania.

La renuncia a la firma del Acuerdo de Asociación con la UE ha desatado una ola de protestas en las ciudades más importantes del país, incluidas las orientales prorrusas como Donetsk y Járkov, donde Yanukóvich tiene su granero electoral.