EEUU y Rusia y la ONU se reúnen para preparar conferencia de paz para Siria

La cuarta reunión preparatoria de la conferencia de paz para Siria, llamada "Ginebra-2", comenzó hoy entre EEUU, Rusia y la ONU, con el objetivo de definir una fecha para su celebración, que según fuentes diplomáticas parece "poco probable" que tenga lugar en diciembre.

La cuarta reunión preparatoria de la conferencia de paz para Siria, llamada "Ginebra-2", comenzó hoy entre EEUU, Rusia y la ONU, con el objetivo de definir una fecha para su celebración, que según fuentes diplomáticas parece "poco probable" que tenga lugar en diciembre.

El mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, y los "número dos" de la diplomacia de Estados Unidos y de Rusia se reúnen por cuarta vez en la sede europea de la ONU para intentar sacar adelante esa conferencia, vista como el único foro donde puede ser posible encontrar una solución política al conflicto sirio.

Tras varios intentos fallidos de fijar una fecha, las partes se habían propuesto que tuviera lugar antes de fin de año, posibilidad que rechazaron hoy fuentes diplomáticas que participan en los preparativos, al considerar "poco probable" que se celebre en diciembre.

Antes de esta reunión, tuvo lugar un breve encuentro de unos veinte minutos entre los representantes de los dos países: la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de EEUU, Wendy Sherman, y los dos viceministros rusos de Asuntos Exteriores, Mijail Bogdanov y Gennady Gatilov.

La convocatoria de la conferencia de paz, una iniciativa conjunta de Washington y Moscú para sentar las bases de la transición política en Siria, ha sido aplazada varias veces a pesar de los esfuerzos por poner fin a una guerra civil, que en dos años y medio ha causado más de 120.000 muertos.

El objetivo es que de Ginebra-2 salga un órgano de gobierno, con todos los poderes ejecutivos, formado por representantes de las dos partes en conflicto.

Los dos asuntos que han entorpecido por el momento la celebración de esta conferencia han sido la lista de países invitados, en concreto Irán -principal aliado del régimen de Bachar al Asad- y lograr una presencia representativa de la oposición.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), uno de los grupos más representativos de la oposición, condiciona su presencia a que se garantice que Bachar al Asad no tendrá ningún rol en el futuro de su país.

Ha trascendido que Sherman se reunió anoche en Ginebra con miembros de esta coalición, con cuyos representantes también tienen previsto encontrarse mañana los dos viceministros rusos que participan en la reunión de hoy.

Con el objetivo de impulsar esta conferencia, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, se reunió el sábado con Brahimi.

Lavrov participaba en Ginebra en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní.