Rusia: el acuerdo de Ginebra es "ganancia para todos"

Rusia calificó hoy de "ganancia para todos" el acuerdo alcanzado en Ginebra entre el Grupo 5+1 e Irán que congelará durante seis meses el programa nuclear iraní a cambio de un alivio parcial de las sanciones que pesan sobre Teherán.

Rusia calificó hoy de "ganancia para todos" el acuerdo alcanzado en Ginebra entre el Grupo 5+1 e Irán que congelará durante seis meses el programa nuclear iraní a cambio de un alivio parcial de las sanciones que pesan sobre Teherán.

"Ha sido un largo y complejo trabajo, pero a fin de cuentas ha prevalecido el sentido común. El resultado de Ginebra es ganancia para todos", se afirma en una declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores rusa publicada en su página web.

La cancillería rusa destacó que solución hallada en Ginebra influirá positivamente en la situación en Oriente Medio y, en particular, ayudará a "superar la peligrosa tendencia de los últimos años, cuando se intentó resolver por la fuerza situaciones conflictivas y de crisis en Oriente Medio".

Según Moscú, el acuerdo de Ginebra fortalecerá las bases de un "sistema de relaciones internacionales justo y equilibrado, en el cual no debe haber lugar para la presión y el dictado".

El cumplimiento de este documento marco, añadió la cancillería, permitirá disipar una serie de inquietudes sobre el carácter y los objetivos de los trabajos que lleva a cabo Irán en el ámbito nuclear.

Al mismo tiempo, en opinión de Rusia, el acuerdo deja abierta la posibilidad de que Irán pueda ejercer sus derechos inalienables como país miembro del Tratado de No Proliferación Nuclear.

Según la cancillería, el acuerdo se basa en la concepción formulada por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, que reconoce el derecho de Irán a desarrollar un programa nuclear pacífico, incluido el de enriquecer uranio, si éste se somete a un estricto control internacional y se levantan las sanciones a Irán.

Los países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China) más Alemania sellaron hoy en Ginebra un histórico acuerdo con Irán que congelará el programa nuclear iraní durante seis meses, lapso en el que se buscará llegar a un acuerdo definitivo.