Eslovaquia quiere enviar gas a Ucrania para reducir la dependencia de Rusia

Eslovaquia estará pronto en condiciones de bombear gas natural a Ucrania, un proyecto respaldado por la Unión Europea (UE), que contribuirá a reducir la dependencia energética de ese país de Rusia, informó hoy la prensa eslovaca.

Eslovaquia estará pronto en condiciones de bombear gas natural a Ucrania, un proyecto respaldado por la Unión Europea (UE), que contribuirá a reducir la dependencia energética de ese país de Rusia, informó hoy la prensa eslovaca.

Eustream, la empresa estatal eslovaca que gestiona los gasoductos en Eslovaquia, confirmó que estudia un acuerdo para bombear ese gas natural a Ucrania.

"Eustream coopera con la UE y socios ucranianos en el texto de un memorando de entendimiento sobre la posibilidad de solucionar el envío de gas de Eslovaquia a Ucrania", declaró hoy a Efe Vahram Chuguryan, portavoz de la empresa.

El portavoz aseguró que las conversaciones se encuentran "en estado avanzado".

El ministro eslovaco de Economía, Tomás Malatinský, dijo este verano que el bombeo sería posible en un año y medio, pero la UE ha presionado a Bratislava, según la prensa local, para que acelere los preparativos.

Esto supone invertir la dirección del gas en tránsito ruso que llega a través de Ucrania y luego discurre por los gasoductos eslovacos hacia otros países europeos.

Por su parte, Rusia ha puesto en entredicho la viabilidad del proyecto.

"Eslovaquia no tiene posibilidades técnicas de enviar gas natural de Austria o de la República Checa a Ucrania", declaró a Efe Alexander Parsakov, agregado comercial de la Embajada rusa en Bratislava.

Parsakov señaló que en el punto de conexión en Kapusany-Uzhgorodov, por donde llega el gas de tránsito ruso a Eslovaquia, "no hay posibilidad de invertir la dirección del gas".

El responsable ruso también puso en duda la viabilidad económica el proyecto, y la posibilidad de que el gas que llegue desde Eslovaquia sea más barato que el ruso.

"Si Eslovaquia exporta gas de Alemania, o que llegue a través de República Checa o de Austria a Eslovaquia, va a costar igual que el que llega de la Federación Rusa", afirmó Parsakov.

En la actualidad, Ucrania compra gas ruso a 560 dólares por mil metros cúbicos, mientras que Eslovaquia lo hace por 429 dólares, según la Sociedad Eslovaca para la Política Internacional.