La historia de Rusia a través de las lentes ópticas del estadounidense Datuna

Lentes ópticas ondulantes de diferentes dioptrías son la técnica utilizada por el artista estadounidense David Datuna para acercar a los rusos la historia su país desde el último zar, Nicolás II, al actual presidente ruso, Vladímir Putin.

Lentes ópticas ondulantes de diferentes dioptrías son la técnica utilizada por el artista estadounidense David Datuna para acercar a los rusos la historia su país desde el último zar, Nicolás II, al actual presidente ruso, Vladímir Putin.

"Si uno se acerca al cuadro verá a través de las lentes un collage de recortes de periódico sobre acontecimientos cruciales en la historia de Rusia", aseguró hoy a Efe Nadezhda Preobrazhénskaya, directora de la Galería Shchukin de Moscú.

En la exposición "Cara a Cara" organizada por esa galería a apenas 200 metros de la Plaza Roja, el espectador vive diferentes experiencias dependiendo de la distancia y del grosor de la lente por la que mire el cuadro.

Y es que Datuna se ha labrado su prestigio internacional precisamente por esta técnica que utiliza para componer tanto banderas como retratos de presidentes, como el estadounidense Barack Obama y el ruso Vladímir Putin, e iconos culturales, como Marilyn Monroe o Steve Jobs.

"Es una técnica muy original y agradable. No deja indiferente a nadie. Cada vez encuentras algo nuevo, ya que el grosor de las lentes cambia la perspectiva, el color y la luz que penetra en el cuadro", aseguró.

La comisaria de la exhibición insiste en que el arte de Datuna, estadounidense de origen georgiano, no es político, pese a que la gran mayoría de piezas expuestas son banderas del imperio zarista, la Unión Soviética y la Federación Rusa.

"No hay ni provocación ni política, pero si eso es lo que la gente ve, poco podemos hacer. Sus obras son más documentales que políticas. La bandera como reflejo de su tiempo, un símbolo de unidad, ideales, patriotismo, esperanza...", apuntó.

En el caso del cuadro "Lava", se trata de la bandera de la Unión Soviética en rojo carmesí, en cuyo interior a través de los cristales de las gafas de Datuna se pueden ver los rostros de los dirigentes soviéticos Lenin y Stalin y figuras como Yuri Gagarin, el primer cosmonauta de la historia.

"La revolución (bolchevique), la guerra (contra Alemania), las victorias y las derrotas, la alegría y la vida cotidiana. Datuna nació en la URSS, así que entiendo que pueda sentir nostalgia de esa época. El futuro de Rusia no le es ajeno", señaló.

Una mirada cercana a la bandera de la actual Rusia nos permite ver los rostros conocidos de los dirigentes políticos, los oligarcas, los directivos de las grandes corporaciones de petróleo y gas.

Como era de esperar, la estrella de la exposición es el retrato "Cara a cara: Putin", que está colgado estratégicamente frente al de Nicolás II, asesinado por los bolcheviques junto a su familia en 1918.

"Nada más entrar en la sala, el espectador descubre el retrato de Putin, pero al acercarse, debido a las lentes, cada persona tendrá un punto de vista diferente sobre el personaje en cuestión, en este caso el presidente de Rusia", señala la comisaria.

La Galería Scshukin, que tiene filiales en París y Nueva York, considera que la primera exposición personal de Datuna en Moscú ha sido un éxito, por lo que se plantea repetirla en ciudades como San Petersburgo y Yekaterimburgo.

"Los cuadros de Datuna causan emoción, nostalgia, tristeza y reflexión. Nadie había visto nada igual antes en Moscú", dijo.

Los trabajos de Datuna, que vive en Nueva York desde 1999, se hicieron muy populares en Estados Unidos en la década pasada, en particular sus banderas con su superficie ondulante de lentes ópticas.

En 2011 "Putin-Mona Lisa", un mosaico con imágenes en miniatura de "La Gioconda", fue comprado en Moscú por 200.000 euros durante una subasta en la Feria "Art-Moskvá", el lienzo con la imagen del jefe del Kremlin más caro de la historia.