La Coalición Nacional Siria acepta la invitación rusa para consultas en Moscú

La Coalición Nacional Siria (CNFROS) ha aceptado la invitación rusa para mantener consultas con otros grupos opositores sirios en Moscú sobre la convocatoria de la conferencia de paz de Ginebra 2 que debe poner fin al conflicto civil en Siria, anunció hoy Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS) ha aceptado la invitación rusa para mantener consultas con otros grupos opositores sirios en Moscú sobre la convocatoria de la conferencia de paz de Ginebra 2 que debe poner fin al conflicto civil en Siria, anunció hoy Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso.

"Hemos recibido respuesta a la invitación, de la que se extrae que la coalición la acepta y enviará una representación", dijo Lavrov en rueda de prensa.

Lavrov aseguró que Ahmed Yabra, el líder de la coalición que agrupa a la mayor parte de la oposición siria, no podrá viajar a la capital rusa ya que tiene otros compromisos por esas fechas, que Moscú aún no ha hecho públicas.

"Pero él espera que haya otras posibilidades de mantener contactos. En cualquier caso, la decisión de la coalición de participar en las consultas en Moscú es un paso positivo", señaló Lavrov.

Según el jefe de la diplomacia rusa, "da la impresión de que hay indicios sobre un mayor realismo entre los miembros de la coalición".

Moscú propuso convocar consultas en Moscú "para ayudar a la oposición y también a los estadounidenses a persuadir a los opositores para la formación de una plataforma constructiva sin condiciones previas", destacó.

La pasada semana el viceministro de Exteriores ruso, Mijaíl Bogdánov, entregó la invitación en persona a los representantes de la coalición nacional siria reunidos en Estambul.

La CNFROS, el principal grupo de oposición al régimen de Damasco, se mostró dispuesta el pasado 11 de noviembre a acudir a la conferencia de paz siempre que se garantice la ausencia del líder sirio, Bachar al Asad, en el presente y el futuro político del país.

La cancillería rusa, que mantuvo ayer consultas en Moscú con representantes del régimen de Damasco, saludó entonces la decisión de la coalición, pero tachó de poco realista empecinarse en demandar la renuncia de Asad.

La víspera Lavrov aseguró que él y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, habían acordado hacer todo lo posible para celebrar Ginebra 2 este año.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró ayer en Vilna que espera que la conferencia de paz se convoque para mediados de diciembre.

Ban expresó su confianza en que la fecha de la conferencia sea anunciada tras la reunión trilateral que mantendrán el 25 de noviembre el enviado de la ONU y la Liga Árabe, Lajdar Brahimi, y representantes de Rusia y EEUU.

En conversación telefónica con Asad, el presidente ruso, Vladímir Putin, expresó la pasada semana su esperanza de que los principales grupos opositores sirios adopten una postura constructiva y tomen parte en la conferencia de Ginebra 2.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.