Protesta multitudinaria en Chisinau contra acuerdo de asociación con la UE

Miles de personas se manifestaron hoy en Chisinau en una marcha y un mitin de protesta convocados por los comunistas moldavos contra la rúbrica de un acuerdo de asociación entre Moldavia y la Unión Europa.

Miles de personas se manifestaron hoy en Chisinau en una marcha y un mitin de protesta convocados por los comunistas moldavos contra la rúbrica de un acuerdo de asociación entre Moldavia y la Unión Europa.

"Moldavia es capaz de edificar por sí misma un Estado democrático, sin los estándares europeos que impone Occidente", dijo ante los manifestantes el líder comunista y expresidente moldavo, Vladímir Voronin, según la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti.

Acusó a las actuales autoridades de mantener "conversaciones secretas" con la Unión Europea en vísperas de la cumbre de la Asociación Oriental (entre la UE y repúblicas exsoviéticas), que acogerá Vilna el jueves y viernes de la próxima semana.

Según Voronin, el Gobierno moldavo actúa a espaldas del pueblo y del Parlamento, en una abierta transgresión a las normas constitucionales.

El líder del Partido de los Comunistas, la principal fuerza opositora, subrayó que Moldavia puede convertirse en un país europeo sólo si se suma a la Unión Aduanera, agrupación de cooperación económica que integran Rusia, Bielorrusia y Kazajistán.

"La Unión Aduanera es un sistema de relaciones comprensible para nosotros que nos brindará muchas posibilidades para pleno desarrollo del país", dijo.

El diputado comunista Iurie Muntean, otro de los oradores en el mitin, que según los organizadores reunió a cerca de 50.000 personas, afirmó que los acuerdos que se preparan con la Unión Europea son "vergonzosos" y calificó de "criminales" a las autoridades moldavas que buscan su firma.

Los manifestantes demandaron la dimisión del Gobierno y la celebración de elecciones legislativas anticipadas.

Moldavia, enclavada entre Ucrania y Rumanía, es uno de los países más pobres de Europa y su principal fuente de ingreso son las remesas que envían sus emigrantes y que el año pasado conformaron casi la cuarta parte del producto interior bruto del país.

La manifestación comunista contra el acercamiento a la UE en Moldavia tiene lugar dos días después de que el Gobierno de la vecina Ucrania renunciara a la firma de un acuerdo de asociación similar con Bruselas y optara por incrementar sus lazos económicos con Rusia.