Fuerzas de seguridad rusas matan a un cabecilla de la guerrilla del Cáucaso

Las fuerzas de seguridad rusas mataron hoy a uno de los cabecillas de la guerrilla islamista del Cáucaso norte, Dmitri Sokolov, organizador del reciente atentado suicida de Volgogrado, en el que murieron seis personas.

Las fuerzas de seguridad rusas mataron hoy a uno de los cabecillas de la guerrilla islamista del Cáucaso norte, Dmitri Sokolov, organizador del reciente atentado suicida de Volgogrado, en el que murieron seis personas.

"Han sido eliminados cinco guerrilleros, entre ellos el guerrillero fabricante de bombas Sokolov, marido de la terrorista suicida de Volgogrado", informó una fuente de los órganos de seguridad de la república norcaucasiana de Daguestán a la agencia Interfax.

Según datos preliminares, las autoridades ya han identificado el cadáver de Sokolov, que había sido cercado desde anoche por las fuerzas de seguridad en una aldea cercana a Majachkalá, capital de Daguestán, república vecina de Chechenia.

"Durante las negociaciones, Sokolov asumió la responsabilidad de actos terroristas, entre ellos la explosión en un autobús de línea en Volgogrado", informó previamente un portavoz del Centro Nacional Antiterrorista (CNA).

Según la fuente, Sokolov reconoció que él mismo fabricó el artefacto explosivo que la mujer suicida llevaba adherido a su cuerpo cuando lo detonó el pasado 21 de octubre en la antigua Stalingrado.

Durante las negociaciones los guerrilleros aceptaron liberar a la mujer y el niño que se encontraban en la casa de la aldea de Semender.

"A los criminales se les propuso liberarlos, deponer las armas y entregarse. A las maratonianas negociaciones se sumó la madre de Sokolov que habló por teléfono con su hijo, pero los bandidos se negaron a salir. Como resultado, liberaron a la mujer y el niño", agregó el CNA.

Tras localizar el paradero de Sokolov, uno de los cabecillas más activos de la guerrilla islamista, las fuerzas de seguridad daguestaníes decidieron lanzar una operación antiterrorista para apresar a los guerrilleros.

Las autoridades no explicaron cómo murió Sokolov, aunque en anteriores ocasiones cuando el asedio se prolonga en el tiempo, los órganos de seguridad recurren a explosivos para obligar a los guerrilleros a abandonar su escondrijo.

Recientemente, el presidente ruso, Vladímir Putin, endureció las leyes antiterroristas a la vista de la reciente reactivación de los grupos islamistas del Cáucaso norte.

Al margen de la explosiva región del Cáucaso, el atentado suicida de Volgogrado fue el primero de gravedad cometido en Rusia desde que 37 personas murieran en la explosión ocurrida en el aeropuerto moscovita de Domodédovo en enero de 2011.

Las autoridades rusas temen un aumento de la actividad terrorista y guerrillera según se aproxime la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi (mar Negro) que se celebrarán cerca del Cáucaso en febrero de 2014.