Argentina transmite a Rusia preocupación por miembros de Greenpeace detenidos

El vicecanciller argentino, Eduardo Zuain, manifestó hoy a su colega ruso, Sergey Ryabkob, a quien la "preocupación" del Gobierno de Buenos Aires por los miembros de Greenpeace detenidos en Rusia desde hace casi dos meses, informó el Ministerio de Exteriores.

El vicecanciller argentino, Eduardo Zuain, manifestó hoy a su colega ruso, Sergey Ryabkob, a quien la "preocupación" del Gobierno de Buenos Aires por los miembros de Greenpeace detenidos en Rusia desde hace casi dos meses, informó el Ministerio de Exteriores.

En un encuentro en la capital argentina con motivo de la reunión anual de Consultas Políticas bilaterales, en la que se discutieron temas diversos que afectan a la relación entre los dos países, se trató la situación de Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, los dos argentinos de Greenpeace detenidos en Rusia.

Speziale y Pérez Orsi están detenidos desde el pasado 18 de septiembre junto con otras 28 personas que integraban la tripulación del rompehielos Arctic Sunrise.

La embarcación fue abordada por cuerpos de seguridad rusos mientras navegaba en aguas internacionales en protesta por la perforación petrolífera en el Ártico.

Desde entonces, sus tripulantes -28 miembros de Greenpeace y dos periodistas- están detenidos y fueron acusados primero de piratería y después de vandalismo, que en Rusia suponen penas de hasta 15 y 7 años, respectivamente.

Según el último informe difundido por Greenpeace Argentina, los 30 detenidos fueron llevados el pasado martes a San Petersburgo, donde permanecen encarcelados en distintos centros penitenciarios, sin que se hayan dado a conocer oficialmente los motivos de su traslado desde la ciudad de Mursmansk, en el noreste ruso.

Después del abordaje del Arctic Sunrise, la corte regional de Murmansk ordenó prisión preventiva de dos meses para toda la tripulación, mientras se realizaba la investigación, y denegó todos los recursos que pedían la libertad bajo fianza.

Los detenidos están de momento en cuarentena hasta que se conozcan los resultados de los exámenes médicos rutinarios que se realizan en Rusia después de cualquier traslado penitenciario.

El 24 de noviembre finaliza el periodo de detención de dos meses establecido por el tribunal y si el Comité de Investigación ruso quiere ampliarlo deberá presentar una solicitud antes del 17 de noviembre, para una prórroga máxima de cuatro meses.

Para Greenpeace, los cargos son completamente "desproporcionados e infundados" y numerosas personalidades de la cultura y la política de todo el mundo han reclamado la puesta en libertad de los detenidos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.