Egipto recibe a ministros rusos en busca de nuevos aliados militares

Los ministros rusos de Defensa y Exteriores, Serguéi Shoigú y Serguéi Lavrov, llegan hoy a El Cairo en un nuevo paso de la diplomacia egipcia en busca de otros aliados militares, tras el enfriamiento de sus relaciones con Washington.

Los ministros rusos de Defensa y Exteriores, Serguéi Shoigú y Serguéi Lavrov, llegan hoy a El Cairo en un nuevo paso de la diplomacia egipcia en busca de otros aliados militares, tras el enfriamiento de sus relaciones con Washington.

Los rusos llegan "decididos a impulsar las relaciones entre ambos países, sobre todo en la cooperación en material y estrategias militares", según explicó Lavrov al periódico egipcio "Al Ahram".

El titular ruso de Defensa estará acompañado por una delegación militar de alto nivel.

Desde hace casi 40 años, ningún ministro soviético o ruso de Defensa ha visitado Egipto, el país más poblado del mundo árabe y potencia regional en Oriente Medio.

Por eso, Lavrov considera este viaje como "un hecho necesario para las relaciones bilaterales, cuyo propósito es estrechar lazos".

El portavoz del Ministerio egipcio de Asuntos Exteriores, Badr Abdel Ati, dijo que la visita de esos ministros se produce en el marco "del deseo mutuo de impulsar los lazos entre los dos países en los ámbitos político, comercial, económico y turístico".

La visita llega después del viaje que realizó el ministro egipcio de Exteriores, Nabil Fahmi, a Moscú el pasado septiembre.

En Rusia, estos últimos encuentros de acercamiento se están entendiendo como un cambio de rumbo de Egipto hacia Moscú y un "intento de recuperar una posición privilegiada con un viejo aliado", señala la prensa de ese país.

La imagen que está enviando El Cairo a Rusia es de un gran interés por mejorar las relaciones bilaterales.

"Egipto no olvida todo lo que hizo Rusia por los árabes, como tampoco se olvida de que este país luchó y ganó en la guerra de 1973 con armas rusas", dijo Abdel Ati a la agencia oficial egipcia Mena en referencia al enfrentamiento armado de Egipto y Siria con Israel.

Los ministros rusos se reunirán estos dos días con el presidente interino, Adli Mansur; el ministro de Exteriores, Nabil Fahmi, y el titular de Defensa, Abdel Fatah al Sisi.

En una entrevista con la televisión "Rusia Today", Fahmi aseguró que Egipto tiene la intención de comprar nuevas armas a Moscú.

"Hay que tener en cuenta que las relaciones con Rusia en el campo militar no se detuvieron nunca, desde hace más de 30 años", dijo.

Hasta ahora, EEUU ha sido el aliado clave de Egipto en materia de defensa. No obstante, Washington decidió congelar la ayuda militar y económica a Egipto tras el derrocamiento del presidente, el islamista Mohamed Mursi, por el Ejército en julio.

Los pasos de Egipto hacia un estrechamiento de las relaciones con Rusia son vistos también por los analistas como una forma de contrarrestar esa presión de EEUU.

Fahmy reconoció el enfriamiento de las relaciones bilaterales con EEUU, lo que le llevo a advertir de que "hay que buscar otras fuentes de ayuda militar", en una reciente entrevista con "Al Ahram".

"La dependencia de la ayuda estadounidense durante 30 años nos hizo elegir la opción fácil, sin diversificar las alternativas -dijo Fahmi-. Asimismo, llevó a EEUU a exagerar la suposición errónea de que Egipto siempre debía marchar de acuerdo con sus políticas y objetivos".

En una muestra del acercamiento con Moscú, el buque de guerra ruso "Varyag"-de las unidades más importantes de su flota- llegó el pasado lunes al puerto mediterráneo de Alejandría, en el norte de Egipto, donde fue recibido por altos mandos de la Fuerza Naval egipcia.

Según "Al Ahram", fue la primera vez desde 1992 que un navío de guerra ruso atracaba en Egipto.

Otro de los temas en la agenda de las reuniones será el conflicto sirio, en el que ambos países coinciden en la importancia de una solución política, y no una intervención militar.

Los ministros tratarán también estos días los últimos avances preparatorios de la llamada reunión Ginebra 2 y el compromiso del presidente sirio, Bachar al Asad, de deshacerse del arsenal químico.

Además, hablarán de las negociaciones entre Israel y Palestina, el programa nuclear iraní y la necesidad de la representación de los Estados árabes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Está previsto que el presidente ruso, Vladímir Putin, viaje también a El Cairo en las próximas semanas, si bien esto no se ha confirmado oficialmente.