Condenado a 7 años de cárcel por intentar lanzar cóctel molotov contra Merkel

La Justicia de Moldavia condenó hoy a siete años de cárcel a un hombre que intentó lanzar un cóctel molotov contra el cortejo en el que circulaba la canciller alemana, Angela Merkel, durante su visita a ese país en agosto de 2012.

La Justicia de Moldavia condenó hoy a siete años de cárcel a un hombre que intentó lanzar un cóctel molotov contra el cortejo en el que circulaba la canciller alemana, Angela Merkel, durante su visita a ese país en agosto de 2012.

El Tribunal de Chisinau, la capital moldava, castigó a Yuri Vilkov, de 25 años y con antecedentes penales por robo, con la máxima pena estipulada por el artículo 287 del código penal (gamberrismo premeditado).

Según la Fiscalía, el condenado cometió el delito bajo los efectos de la marihuana, que consumía profusamente, y cuando se encontraba sumido en una profunda depresión, informan las agencias rusas.

El incidente ocurrió el 24 de agosto de 2012, cuando Vilkov intentó lanzar la botella incendiaria contra el cortejo que trasladaba a Merkel por las calles de Chisinau.

Uno de los policías que acordonaban la zona se abalanzó sobre el condenado, por lo que el cóctel molotov cayó al suelo y estalló, aunque nadie resultó herido.

Vilkov, que ya pasó varios años en la cárcel por diversos delitos comunes, justificó su acción con el deseo de llamar la atención contra una decisión judicial que consideraba injusta.

Durante aquella visita Merkel, partidaria del acercamiento de la Unión Europea a las antiguas repúblicas soviéticas, alabó los progresos realizados por Moldavia, el país más pobre de Europa, en su camino hacia la integración europea.