Moscú y Seúl instan a Corea del Norte a abandonar su programa nuclear

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, instaron hoy en Seúl a Corea del Norte a abandonar su programa de armas atómicas y aplicar los acuerdos internacionales sobre desnuclearización.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, instaron hoy en Seúl a Corea del Norte a abandonar su programa de armas atómicas y aplicar los acuerdos internacionales sobre desnuclearización.

"Las dos partes han confirmado que no pueden aceptar la política de Corea del Norte de desarrollar capacidades nucleares", indicaron ambos dirigentes en un comunicado conjunto.

"Compartimos la visión de que Corea del Norte no debe ser reconocido como un Estado nuclear y ha de aplicar fielmente los acuerdos internacionales sobre desnuclearización", aseguró Park en una rueda de prensa tras celebrar una cumbre con su homólogo ruso en la capital surcoreana.

Putin aseguró que apoya la recuperación inmediata del diálogo a seis bandas para la desnuclearización norcoreana, un proceso de negociaciones estancado desde 2008 que implica a las Coreas, Estados Unidos, China, Japón y Rusia.

En el ámbito económico, Park y Putin firmaron un memorando de entendimiento para que un consorcio de tres empresas surcoreanas, entre ellas el gigante del acero Posco, participe en la apertura de un nuevo enlace logístico a través de Corea del Norte.

El proyecto busca convertir el puerto nororiental norcoreano de Rajin, libre de hielo en invierno, en una salida al mar para las exportaciones rusas y en una puerta a Europa para las surcoreanas, ya que desde septiembre se reabrió la conexión ferroviaria con la ciudad rusa de Kazan.

La participación surcoreana en el desarrollo y la explotación de un puerto del vecino país comunista podría ayudar, según expertos, a aliviar las tensiones entre Norte y Sur, cuyas relaciones han estado marcadas por enfrentamientos continuos desde el fin de la Guerra de Corea (1950-53).

El preacuerdo firmado por Park y Putin adquiere, además, especial importancia al representar un aparente primer paso hacia el objetivo de conectar en el futuro Corea del Sur con Europa por tren mediante la construcción de un nuevo tramo del ferrocarril transiberiano a lo largo de Corea del Norte.

En este sentido, ambos dirigentes firmaron un memorando de entendimiento para estrechar su cooperación y acordaron estudiar el proyecto como una iniciativa a largo plazo.

Los dos líderes firmaron hoy en total 17 acuerdos de cooperación, uno de ellos para la construcción de un gasoducto entre Rusia y Corea del Sur.

El de hoy ha sido el segundo encuentro de Vladimir Putin, que llegó a Seúl esta madrugada para una visita de un día, con Park Geun-hye desde que ambos se citaran por primera vez en septiembre durante la cumbre del G20 (grupo de países desarrollaos y emergentes) en San Petersburgo.