Defensor del Pueblo ruso pide revisar condena a la Pussy Riot Tolokónnikova

El Defensor del Pueblo ruso, Anatoli Lukín, pidió hoy al Tribunal Supremo de Rusia revisar la sentencia a la integrante del grupo punk Pussy Riot Nadezhda Tolokónnikova, condenada a dos años de cárcel.

El Defensor del Pueblo ruso, Anatoli Lukín, pidió hoy al Tribunal Supremo de Rusia revisar la sentencia a la integrante del grupo punk Pussy Riot Nadezhda Tolokónnikova, condenada a dos años de cárcel.

"La defensa de Tolokónnikova ha apelado la condena y hemos apoyado la apelación, porque la sentencia es demasiado severa para su falta", declaró Lukín a la prensa rusa.

Tolokónnikova, María Aliójina y Yekaterina Samutsévich, tres integrantes de Pussy Riot -la última en libertad condicional desde octubre del año pasado-, fueron condenadas a dos años de cárcel por "gamberrismo motivado por odio religioso", tras escenificar una plegaria "punk" opositora en la catedral ortodoxa Cristo Salvador de Moscú.

"Fue una falta de carácter local. Fue cometida en un templo. Desde luego, fue una acción incorrecta, pero merece un castigo administrativo, no una sanción penal", dijo el Defensor del Pueblo, que no excluyó enviar a un representante a la sesión del Supremo en la que se verá la apelación de Tolokónnikova.

Por su parte, el Comité de Instrucción (CI) de Rusia anunció hoy que volverá a estudiar una denuncia de Tolokónnikova sobre amenazas recibidas por parte de reclusas y de la administración de la prisión IK-14, en la república rusa de Mordovia, donde cumplía su pena.

La denuncia de la Pussy Riot, que se declaró en huelga de hambre para exigir su traslado a otro penal, inicialmente no fue acogida a trámite.

Las autoridades penitenciarias rusas informaron de que Tolokónnikova se encuentra en proceso de traslado a otro penal, reubicación que podría llevar varias semanas.

"Hemos recibido información de que, con una probabilidad del 90 por ciento, Nadezhda está siendo trasladada al penal IK-50, que se encuentra en el pueblo Nizhni Ingash, en la región de Krasnoyarsk", dijo la semana pasada Piotr Verzilov, esposo de Tolokónnikova.

El penal IK-50 se encuentra en Siberia, a unos 4.400 kilómetros al este de Moscú, y el proceso de traslado ya dura tres semanas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.