La ONU, EEUU y Rusia se reúnen para fijar la fecha de conferencia sobre Siria

El mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, y los "números dos" de las diplomacias de Rusia y Estados Unidos han iniciado hoy una reunión para fijar la fecha de la conferencia de paz sobre la crisis siria llamada "Ginebra 2".

El mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, y los "números dos" de las diplomacias de Rusia y Estados Unidos han iniciado hoy una reunión para fijar la fecha de la conferencia de paz sobre la crisis siria llamada "Ginebra 2".

La convocatoria de esa conferencia, una iniciativa conjunta de Washington y Moscú para sentar las bases de la transición política en Siria, ha sido aplazada varias veces, a pesar de los esfuerzos por hacerla realidad y poner fin a una guerra civil que en dos años y medio ha causado más de 100.000 muertos.

"Ginebra 2" debe sentar las bases de la transición política en Siria, bajo la conducción de un órgano de gobierno con todos los poderes ejecutivos y la participación de las partes beligerantes, que se negociarían con la mediación de Brahimi.

Esto sería "el inicio de un proceso que hay que poner sobre rieles ahora", según la portavoz del mediador, Khwala Mattar.

En la reunión de hoy con Brahimi participan la secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos, Wendy Sherman; y los viceministros rusos de Exteriores, Mijaíl Bogdanov y Guennadi Gatílov, además del secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Fektman.

Los principales temas a resolver en esta reunión preparatoria tripartita, la tercera hasta el momento, serán la fecha de la conferencia -la propuesta de Brahimi es iniciarla el próximo día 23- y la lista de países invitados a participar en un primer segmento de alto nivel.

Brahimi ha preparado ya las cartas de invitación para el Gobierno sirio, la oposición y los invitados.

Una vez que concluyan las reuniones entre las partes del conflicto, se incorporarán representantes de Francia, Reino Unido y China (los otros tres países del Consejo de Seguridad, junto a Rusia y EEUU).

En la última parte de la reunión participarán representantes de Turquía, Líbano, Irak, Jordania, países que sufren directamente las consecuencias de la guerra en Siria, pues en conjunto acogen a más de dos millones de refugiados de este país.