Japón y Rusia acuerdan reforzar la cooperación en materia de seguridad

Por parte japonesa acudieron Fumio Kishida e Itsunori Onodera, ministros de Exteriores y Defensa, respectivamente, ientras que Rusia acudió con sus homólogos Sergei Lavrov y Sergei Shoigu, en el primer encuentro de este tipo celebrado entre las dos potencias.

Los ministros de Exteriores y Defensa de Japón y Rusia celebraron hoy en Tokio un encuentro bilateral saldado con el compromiso de fortalecer la cooperación en materia de seguridad y ampliar sus ejercicios militares conjuntos.

Por parte japonesa acudieron Fumio Kishida e Itsunori Onodera, ministros de Exteriores y Defensa, respectivamente, ientras que Rusia acudió con sus homólogos Sergei Lavrov y Sergei Shoigu, en el primer encuentro de este tipo celebrado entre las dos potencias.

"La reunión abre una nueva página en la cooperación entre Rusia y Japón en materia de seguridad y defensa", remarcó el canciller nipón, que subrayó la importancia de este encuentro para garantizar la paz y la estabilidad en la región ante la amenaza, entre otros factores, del programa nuclear de Corea del Norte.

El ministro de Exteriores ruso aseguró a su vez que, a través de mayores esfuerzos, los dos países lograrán llevar su entendimiento "a otro nivel" para afrontar amenazas como el terrorismo internacional o la proliferación de armas de destrucción masiva, detalló la agencia Kyodo.

En su encuentro interministerial, los dos países acordaron, además, llevar a cabo ejercicios militares en asuntos de terrorismo y piratería a través de la coordinación de sus fuerzas marítimas.

También acordaron compartir información sobre las operaciones en misión de paz de la ONU en las que ambos participan, y avanzar en asuntos pendientes como el de lograr un tratado de paz pendiente entre los dos países desde el fin de la II Guerra Mundial que permita poner fin al conflicto que mantienen en la islas Kuriles.

En este sentido, ambos mantienen una disputa territorial sin resolver en el norte nipón sobre este grupo de islas, administradas por Rusia desde el fin de la II Guerra Mundial, cuando fueron invadidas por la Unión Soviética, y reclamadas desde entonces por Tokio.

El contencioso por el control del archipiélago, rico en pesca y recursos minerales, es el principal motivo que ha evitado que Tokio y Moscú hayan firmado un tratado de paz permanente tras el fin de la guerra en 1945.

En este sentido, en la víspera, los dos cancilleres acordaron comenzar a primeros de año encuentros encaminados a discutir este contencioso, después de que en abril el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y el presidente ruso, Vladímir Putin, acordaran retomar las negociaciones sobre la soberanía del territorio.

En esta reunión, Kishida y Lavrov también aseguraron que estrecharán la cooperación para resolver la situación en asuntos de índole internacional como el programa nuclear de Irán o el conflicto en Siria.

Tras el encuentro de hoy, Japón y Rusia han acordado celebrar este tipo de reuniones interministeriales de forma regular, con el compromiso de que la siguiente se celebre el año próximo en Moscú.