Patriarca ruso critica a las autoridades por los disturbios étnicos en Moscú

"La sordera de las autoridades a las exigencias del pueblo, su negativa a buscar soluciones conjuntas a la excesiva inmigración y la delincuencia relacionada con ésta, así como un comportamiento a menudo agresivo de los inmigrantes ponen la situación en el punto crítico"

El patriarca ortodoxo de Rusia, Kiril, acusó hoy a las autoridades rusas de ignorar los problemas que causa la excesiva inmigración, tras los mayores disturbios étnicos que ocurrieron a mediados de este mes en el distrito Biryuliovo.

"La sordera de las autoridades a las exigencias del pueblo, su negativa a buscar soluciones conjuntas a la excesiva inmigración y la delincuencia relacionada con ésta, así como un comportamiento a menudo agresivo de los inmigrantes ponen la situación en el punto crítico", dijo el máximo representante de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Subrayó que "si la postura de la mayoría rusa sigue siendo ignorada, sólo ganarán los destructores de Rusia, los provocadores de ambos lados que no dejan de intentar enfrentar a las distintas etnias y religiones".

El patriarca, considerado un gran partidario del Kremlin, advirtió del peligro de que los rusos, "en primer lugar, los jóvenes, se aparten del Estado, de las instituciones estatales, de la gestión de los negocios".

"Esto se puede convertir en un gran factor de desestabilización en un futuro cercano, y poder en peligro los cimientos de nuestra civilización", señaló.

Hace unas semanas, el jefe del Departamento de Comunicación Social de la Iglesia ortodoxa rusa, Vsiévolod Chaplin, hizo un llamamiento a apoyar la lucha contra la inmigración ilegal y a legalizar la creación de destacamentos de voluntarios para asistir a la policía.

Las autoridades de Moscú han lanzado una fuerte ofensiva contra la inmigración ilegal después de los disturbios Biryuliovo provocados por el asesinato de un joven ruso cometido presuntamente por un ciudadano azerbaiyano, que ya fue detenido.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.