La Justicia rusa presenta nuevos cargos contra el líder opositor Navaldi

La Justicia rusa presentó hoy nuevos cargos contra el líder opositor, el bloguero anticorrupción Alexéi Navalni, quien salió hace apenas dos semanas en libertad condicional tras ser suspendida su condena a cinco años de cárcel.

La Justicia rusa presentó hoy nuevos cargos contra el líder opositor, el bloguero anticorrupción Alexéi Navalni, quien salió hace apenas dos semanas en libertad condicional tras ser suspendida su condena a cinco años de cárcel.

"Para curarse en salud, siempre se necesita un segundo caso absurdo, en caso de que el primero se venga abajo", dijo hoy Navalni, abogado de formación, a la agencia Interfax.

El comité de Instrucción de Rusia (CIR) acusa ahora a Navalni, enemigo acérrimo del presidente ruso, Vladímir Putin, de robo, estafa y lavado de dinero.

Según la acusación, Navalni y su hermano, Oleg, robaron 30 millones de rublos (700.000 euros) a dos empresas y lavaron dinero ingresado ilegalmente por valor de más de 21 millones de rublos (casi 500.000 euros).

Supuestamente, Navalni, que fundó la empresa "Agencia General de Suscripciones", y su hermano, que trabajaba en Correos de Rusia, persuadieron en 2008 a la compañía de perfumería "Iv Roshe Vostok" para que firmara un contrato con una compañía de transporte de mercancías.

En la operación, según la acusación, los hermanos Navalni se apropiaron ilícitamente del dinero que "Iv Roshe Vostok" transfirió para pagar los servicios de transporte de su producción.

"En breve el CIR tiene previsto concluir la investigación sobre el caso y remitir los materiales a las víctimas, los acusados y sus abogados", aseguró un portavoz del CIR.

El abogado del líder opositor, Vadim Kobsev, aseguró que su cliente no reconoce su culpabilidad en relación con ninguno de los cargos presentados que serán recogidos en un plazo de dos semanas en medio centenar de tomos.

"Como en el caso Kirovles (de robo de madera) se trata de una criminalización artificial de una actividad comercial tradicional, cuando un contrato es presentado a modo de estafa y el beneficio como si se tratara de un perjuicio material", subrayó.

En opinión del opositor, es incomprensible tanto su implicación en este caso, como el hecho de que las actividades comerciales de su hermano sean consideradas de la noche a la mañana una estafa en toda regla.

"Continúa funcionando la misma máquina de coser", señaló Navalni, contra el que la Justicia rusa tiene en cartera varios casos por delitos económicos.

El correspondiente caso penal fue incoado en diciembre de 2012, aunque el Tribunal Municipal de Moscú calificó de ilegal el proceso por violación de las normas procesales y ordenó el reinicio de la investigación.

No obstante, el pasado 14 de octubre el mismo tribunal consideró legal la apertura de un expediente penal, mientras la investigación del caso se extendió hasta diciembre de este año.

Navalni fue puesto en libertad condicional el pasado 16 de octubre después de que la Justicia suspendiera la condena de cinco años de prisión dictada en junio pasado contra el opositor por el robo de madera.

Uno de los organizadores en 2011 de las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS, Navalni había sido condenado por el robo en 2009 de 10.000 metros cúbicos de madera por valor de algo más de medio millón de dólares.

De esa forma, Navalni puede continuar su actividad política contra el Kremlin y el partido oficialista Rusia Unida, a cuyos dirigentes y familiares ha acusado en numerosas ocasiones en su blog de corrupción y clientelismo.

El bloguero, considerado futuro candidato a la Presidencia rusa, logró más del 27 por ciento de los votos en las recientes elecciones a la Alcaldía de Moscú, un resultado histórico para la oposición extraparlamentaria.

Aunque la anterior condena quedó suspendida, Navalni, considerado unánimemente el opositor con mayor gancho electoral, no podrá presentar su candidatura a unos comicios por tener antecedentes penales.

En ese caso, no podría postular a las elecciones presidenciales de principios de 2018, en las que Putin sí podrá presentarse a la reelección.

No obstante, el Tribunal Constitucional (TC) publicó el pasado 10 de octubre una disposición legal según la cual los condenados no pueden ser privados de por vida de la posibilidad de presentar sus candidaturas a unas elecciones.

El TC considera justificada la ley en vigor en julio de 2012 que prohíbe postular en unas elecciones a aquellos que hubieran cometido delitos graves, pero considera anticonstitucional privar de por vida a una persona sólo por tener antecedentes penales.

Además, el presidente del Consejo de Derechos Humanos adjunto al Kremlin, Vladímir Fedótov, aseguró que Navalni podría verse beneficiado por la amnistía que el Kremlin declarará el 12 de diciembre con ocasión del 20 aniversario de la Constitución.