España ve a Estonia como su "plataforma" para acceder a los mercados del Este

España y Estonia acordaron hoy incrementar sus relaciones económicas, tanto intercambios comerciales como inversiones, según anunció el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien explicó que este país báltico se puede convertir en "plataforma" para acceder a los mercados del Este.

España y Estonia acordaron hoy incrementar sus relaciones económicas, tanto intercambios comerciales como inversiones, según anunció el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien explicó que este país báltico se puede convertir en "plataforma" para acceder a los mercados del Este.

García-Margallo finalizó hoy su viaje por varios países europeos con su primera visita oficial a Estonia, un país con el que España quiere estrechar sus lazos políticos y económicos.

El jefe de la diplomacia española mantuvo reuniones con su homólogo estonio, Urmas Paet, así como con el primer ministro del país, Andrus Ansip, con los que constató las buenas relaciones entre ambos países y las perspectivas económicas en el futuro.

En rueda de prensa conjunta en la sede del Ministerio de Exteriores en Tallin, García-Margallo explicó que "hay margen" para incrementar las relaciones económicas con Estonia, tanto intercambios comerciales como inversiones españolas y al contrario.

El ministro español señaló que habló con Paet sobre la posibilidad de establecer empresas conjuntas en países terceros "aprovechando la ventaja relativa y la experiencia de cada uno".

"Este país se puede convertir en plataforma para nuestro acceso a los mercados del Este, fundamentalmente para el Partenariado Oriental, todavía no suficientemente explorado por las empresas españolas, a la vez que las empresas estonias aprovecharían la experiencia de nuestras empresas en el norte de África y América Latina", añadió García-Margallo.

En el terreno económico, el objetivo de España es apoyar a las empresas españolas y buscar nuevas oportunidades de negocio en la zona, según explicaron fuentes diplomáticas.

Los sectores económicos de interés para España tanto en Estonia como en Polonia y Lituania -que el ministro también ha visitado en este viaje- son las infraestructuras, la energía, la tecnología, la industria de defensa y, en menor medida, la banca.

Ambos ministros de Exteriores también hablaron del proceso de paz en Oriente Medio, Siria e Irán, así como de Ucrania y las peticiones de varios gobiernos europeos para que avance en su reforma judicial y electoral y poder firmar un acuerdo de asociación y libre comercio con la UE, en el marco de la próxima cumbre de la Asociación Oriental, que acogerá Vilna a finales de noviembre.

"La Unión Europea tiene que aproximar posiciones internas y las autoridades de Ucrania tienen que concretar el proceso de reformas y cumplir con las condiciones solicitadas desde las instituciones europeas", agregó García-Margallo.

Los ministros español y estonio dialogaron sobre la posibilidad de colaborar en materia consular y, en este sentido, Paet se refirió al hecho de que España represente a Estonia en 14 países, sobre todo de América Latina, donde no tienen representación.

"Es una vía que estamos explorando con la Unión Europea y también con los países latinoamericanos para extender nuestra red diplomática, consular y económica sin incurrir en más gastos", matizó después García-Margallo.

Paet explicó que en el futuro España será "muy visible para los habitantes de Tallin y para sus turistas" ya que sus nuevos tranvías están fabricados en este país.

"España tiene ya muchas experiencias en cuanto a la red ferroviaria y también en trenes de alta velocidad. Necesitamos este tipo de experiencia", dijo el ministro estonio.