El Kremlin asegura que no es de su competencia evitar cierre Centro Español

El Kremlin ha respondido a los "niños de la guerra" españoles que no es de su competencia evitar el cierre del Centro Español de Moscú y ha remitido al ayuntamiento la petición de ayuda que enviaron la pasada semana al presidente ruso, Vladímir Putin.

El Kremlin ha respondido a los "niños de la guerra" españoles que no es de su competencia evitar el cierre del Centro Español de Moscú y ha remitido al ayuntamiento la petición de ayuda que enviaron la pasada semana al presidente ruso, Vladímir Putin.

"Su solicitud ha sido remitida al Gobierno de Moscú para su estudio objetivo y exhaustivo con la petición de que se les informe sobre los resultados del trámite", señala la carta enviada al Centro Español por Borís Gorelov, asesor de la Administración Presidencial, a la hoy tuvo acceso Efe.

La misiva precisa que el problema es competencia del Ayuntamiento de Moscú, que envió el pasado 16 de octubre al centro español un aviso en el que se informaba sobre el aumento del alquiler de los actuales 646.000 rublos (casi 15.000 euros) al año hasta los 1,2 millones de rublos (casi 29.000 euros).

Al dar acuse de recibo de la carta, Gorelov, jefe del Departamento de Solicitudes por Escrito de Ciudadanos y Organizaciones de la Presidencia, explica que no corresponde a las autoridades federales ocuparse de este asunto.

"Estamos alarmados. Los dos últimos años ya los acabamos con mucha dificultad, pero ahora con ésta subida, si nadie lo remedia, nos veremos obligados a cerrar", aseguró la pasada semana a Efe Enrique Veintimilla Alonso, secretario del centro.

El secretario recordó que llevan ya casi tres años sin recibir ninguna subvención de España y que sobreviven gracias a las cuotas de los socios y a las pequeñas donaciones que llegan de los simpatizantes que desean que el centro siga funcionando.

Hasta ahora los aumentos de alquiler eran asumibles para el Centro Español, con el que el ayuntamiento moscovita siempre ha tenido un trato de favor, ya que los precios de mercado de un céntrico local de esas características son astronómicos.

El espacioso local del centro, que se encuentra no lejos de la Plaza Roja, frente a la estación de metro Kuznetski Most, fue cedido en 1965 por las autoridades soviéticas al Partido Comunista Español (PCE).

Alonso explicó que en la carta remitida a Putin y al alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, los "niños de la guerra" y sus descendientes proponen dos alternativas.

"La primera es dejar el alquiler como estaba. La segunda, que es la ideal y más justa, es que nos aplique un alquiler simbólico como al Circo Nikulin, ya que estamos cumpliendo una misión cultural y pública", precisó.

El tiempo corre, ya que el ayuntamiento ha dado de plazo al Centro hasta el 5 de noviembre pasa saldar sus deudas, de lo contrario será multado.

Parada obligatoria para todos los presidentes españoles de la democracia, el local incluye un bar y un salón de actos, donde se imparten clases de español, baile y coros.

De los 3.000 "niños de la guerra" civil española acogidos en su día por la Unión Soviética, en Rusia quedan 105 personas (61 en la capital, 16 en la región de Moscú y 28 en otras ciudades)

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.