Ministra de Defensa venezolana sube a bordo de bombarderos supersónicos rusos

La ministra venezolana de Defensa, almirante Carmen Meléndez, recibió hoy dos bombarderos supersónicos rusos Tu-160, los aviones de guerra más grandes del mundo, que llegaron a Venezuela para una exhibición.

La ministra venezolana de Defensa, almirante Carmen Meléndez, recibió hoy dos bombarderos supersónicos rusos Tu-160, los aviones de guerra más grandes del mundo, que llegaron a Venezuela para una exhibición.

La ministra venezolana subió a uno de los aparatos, desprovistos de las cargas nucleares que habitualmente portan, acompañada del secretario del Consejo de Seguridad de la Federación Rusa, Nikolái Pátrushev, según mostró la televisión estatal venezolana.

Ninguno de los dos funcionarios, que conversaron ayudados de traductores, ofreció declaraciones en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, al que llegaron los dos bombarderos estratégicos junto a una aeronave Antonov-124 de apoyo logístico.

Horas antes de la transmisión de la televisión venezolana, un portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia destacó en Moscú que los aparatos volaron respetando estrictamente las reglas internacionales sobre el uso del espacio aéreo.

Cada Tu-160 (Black Jack, según la OTAN) es capaz de portar 12 cohetes de crucero con ojivas nucleares o convencionales y 40 toneladas de bombas.

Esta es la segunda vez que los Tu-160 visitan Venezuela, principal comprador de armas rusas en América Latina, tras la exhibición que un par de ellos efectuó en 2008, que el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, tildó de "gesto de fraternidad y apoyo que debe darnos más seguridad".

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció hace cinco años la reanudación de los vuelos de la aviación estratégica rusa a zonas patrulladas por Estados Unidos y la OTAN, suspendidos desde 1992.