Margallo inicia mañana una visita oficial a Polonia, Lituania y Estonia

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, inicia mañana una visita oficial a Polonia para estrechar las relaciones políticas y económicas entre ambos países, una gira que le llevará también a visitar por primera vez Lituania y Estonia.

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, inicia mañana una visita oficial a Polonia para estrechar las relaciones políticas y económicas entre ambos países, una gira que le llevará también a visitar por primera vez Lituania y Estonia.

El objetivo con estos dos países bálticos es también lograr su apoyo a la candidatura de España al Consejo de Seguridad de la ONU para 2015-2016, han explicado fuentes diplomáticas.

En el terreno económico, el objetivo de España es apoyar a las empresas españolas y buscar nuevas oportunidades de negocio en la zona, según las mismas fuentes.

Los sectores económicos de interés para España en los tres países son las infraestructuras, la energía (en particular las renovables), la tecnología, la industria de defensa y, en menor medida, la banca.

En el caso de Lituania, que ostenta actualmente la Presidencia de turno de la Unión Europea (UE), y Estonia el interés es también energético, ya que estos países dependen en gran medida de Rusia y están tratando de "diversificar" en esta materia.

Ucrania y las peticiones de varios gobiernos europeos para que avance en su reforma judicial y electoral y la próxima cumbre de la Asociación Oriental (con los socios del este de Europa), que acogerá Vilna el 28 y el 29 de noviembre, también estarán en la agenda del viaje del ministro español.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE mostraron en su última cumbre en Bruselas su voluntad de firmar un acuerdo de asociación y libre comercio con Ucrania, si ven un progreso tangible para cumplir las condiciones fijadas, entre ellas que dé una solución al caso de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, encarcelada en un proceso que para muchos países europeos muestra una "justicia selectiva".

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, se mostró dispuesto hace unos días a promulgar una ley que permita que Timoshenko pueda salir de la cárcel para recibir tratamiento médico en el extranjero, en un movimiento visto como un intento por contentar a la UE.

La UE tiene previsto agotar el plazo hasta la cumbre de Vilna para tomar una decisión sobre la firma del acuerdo de asociación con Ucrania, el socio más importante de la llamada Asociación Oriental, el intento de Bruselas por impulsar su presencia en las exrepúblicas soviéticas del este de Europa.

García-Margallo iniciará su viaje mañana con un desayuno en Varsovia con empresarios polacos y mantendrá, a continuación, una reunión con el titular de Asuntos Exteriores del país, Radoslaw Sikorski, con quien comparecerá en rueda de prensa.

Los ministros repasarán los temas relativos a la UE, así como otros relacionados con Oriente Medio o el norte de África, según las mismas fuentes diplomáticas.

A continuación, mantendrá una entrevista con el viceprimer ministro y responsable de Economía, Janusz Piechocinski.

Polonia es un país en el que España tiene mucho interés por su peso en la zona y su presencia diplomática en la región, han destacado las fuentes.

Las relaciones políticas entre España y Polonia se integran en el marco europeo, en el que se han desarrollado notablemente en los últimos años, hasta el punto de ser uno de los pocos países con los que España mantiene periódicamente cumbres anuales a nivel de presidentes de Gobierno.

De hecho, el pasado mes de julio se celebró la IX cumbre hispano-polaca, en la que participaron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro de Polonia, Donald Tusk.

Tusk destacó entonces la oportunidad que su país representa para la empresas españolas en un momento de crisis como el actual, al poder optar a construir muchas de las infraestructuras que se van a llevar a cabo con fondos europeos.

Polonia es el principal perceptor de los fondos estructurales y de cohesión europeos y las empresas españolas pueden optar a muchas de las licitaciones en diversas áreas, como la de infraestructuras.

El volumen de intercambios comerciales crece ininterrumpidamente desde hace diez años y con mayor vigor desde 2005. En 2011 superó los 6.500 millones de euros.

También los ministros español y polaco de Defensa, Pedro Morenés y Tomasz Siemoniak, suscribieron en Madrid a finales de septiembre una declaración conjunta de cooperación entre ambos países tanto a nivel bilateral como para aunar esfuerzos en el seno de las organizaciones internacionales de las que forman parte.

Mañana por la tarde el jefe de la diplomacia española se desplazará a Vilna, donde mantendrá a primera hora del martes una reunión de trabajo con su homólogo lituano, Linas Linkevicius.

También tendrá un encuentro con el titular de Energía, Jaroslav Neverovik, y una entrevista con la presidenta de la República, Dalia Gryabuskaite.

Tallin, la capital de Estonia, será su siguiente y última parada, donde el miércoles tendrá una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores, Urmas Paet.

Un encuentro con el primer ministro de Estonia, Andrus Ansip, cerrará la agenda de García-Margallo, que volverá esa misma noche a Madrid para participar el jueves en el Consejo de Ministros, que se adelanta un día con motivo de la festividad del 1 de noviembre.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.