Estado bielorruso confiscará el coche a los conductores ebrios reincidentes

El Estado bielorruso confiscará el coche a los conductores ebrios reincidentes, en virtud de una nueva ley que entró hoy en vigor tras ser propuesta por el presidente, Alexandr Lukashenko

El Estado bielorruso confiscará el coche a los conductores ebrios reincidentes, en virtud de una nueva ley que entró hoy en vigor tras ser propuesta por el presidente, Alexandr Lukashenko.

Según la nueva ley, en caso de que el conductor sea pillado una segunda vez con niveles de alcohol en la sangre por encima de los permitidos, se incoará un expediente penal y su automóvil le será requisado para siempre.

El automóvil será confiscado, independientemente de que el conductor del mismo no sea su propietario, con la salvedad de los coches robados.

Lukashenko promulgó la ley en junio pasado, ya que anualmente en Bielorrusia son detenidos más de 55.000 conductores ebrios, según informan las agencias rusas.

Los coches requisados serán vendidos en subastas públicas y el dinero recaudado será destinado a asistir a las personas afectadas por accidentes causados por conductores en estado ebrio.

Por otra parte, también se ha aumentado hasta 3 años el plazo de privación de permiso de conducir y hasta 1.500 dólares de multa para los automovilistas que superen los límites de alcohol permitidos.

La nueva ley también contempla penas de cárcel de siete años para los conductores ebrios que sean los causantes de la muerte de una persona y de diez años si las víctimas mortales son dos o más.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.