Titulares de Defensa de EEUU y Rusia tendrán videoconferencias regularmente

El secretario estadounidense de Defensa, Chuck Hagel, y su homólogo ruso, Serguéi Shoigú, acordaron hoy mantenerse en contacto regularmente por videoconferencia para abordar todo tipo de asuntos de interés para sus dos países y prevenir posibles crisis.

El secretario estadounidense de Defensa, Chuck Hagel, y su homólogo ruso, Serguéi Shoigú, acordaron hoy mantenerse en contacto regularmente por videoconferencia para abordar todo tipo de asuntos de interés para sus dos países y prevenir posibles crisis.

Así lo anunció en una conferencia de prensa Hagel, tras mantener un encuentro bilateral con el ministro ruso en el cuartel general de la OTAN en Bruselas.

Por el momento, no está definida la frecuencia de esas videoconferencias, que será acordada próximamente.

Las entrevistas entre los dos dirigentes se complementarán, además, con un aumento de las consultas entre responsables de sus ministerios.

El objetivo, según Hagel, es tener discusiones "abiertas, transparentes y francas" tanto sobre los asuntos en los que EEUU y Rusia están de acuerdo como en aquellos en los que mantienen diferencias.

El secretario de Defensa estadounidense defendió la importancia de "anticipar problemas" en contactos regulares en lugar de "esperar a que haya una crisis".

"Tenemos diferencias, seguiremos teniendo diferencias pero siempre es inteligente anticiparse", señaló Hagel.

Además de con Hagel, Shoigú se reunió hoy con el resto de los ministros de Defensa de la OTAN, en el primer encuentro de este tipo de más de dos años.

Las dos partes repasaron sus áreas de cooperación militar y en la lucha antiterrorista y acordaron aumentar la "transparencia" entre ellos en la preparación de sus respectivos ejercicios militares, según anunció el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

Sin embargo, no obtuvieron ningún tipo de avance en el asunto de la defensa antimisiles, que enfrenta a la Alianza y el Kremlin desde hace años.

"No es un secreto que no hemos logrado aún encontrar un camino para trabajar juntos en la defensa contra misiles", admitió Rasmussen en una conferencia de prensa.

Moscú ha criticado repetidamente los planes para establecer un escudo antimisiles liderado por Estados Unidos sobre Europa, cuya capacidad inicial ya ha sido declarada y que debe completarse en los próximos años.

Rusia considera que el proyecto pone en cuestión su capacidad de disuasión, mientras que la OTAN insiste en que el escudo no está pensado para enfrentarse a Rusia sino a amenazas como la que podría plantear Irán.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.