Alcalde de ciudad siberiana en huelga de hambre por conflicto con la Fiscalía

El alcalde de la ciudad rusa de Angársk, región de Irkutsk (Siberia), Vladímir Zhúkov, se ha declarado en huelga de hambre tras acusar a la Fiscalía local de corrupción.

El alcalde de la ciudad rusa de Angársk, región de Irkutsk (Siberia), Vladímir Zhúkov, se ha declarado en huelga de hambre tras acusar a la Fiscalía local de corrupción.

"Soy consciente de que ésta es una medida extraordinaria pero no veo otra salida a esta situación", afirmó hoy el funcionario en un comunicado publicado en la página web de la administración local.

Zhúkov tachó de arbitrarias las actividades de la Fiscalía, a la que acusó de malversación de fondos públicos, robo de propiedades municipales y bancarrota premeditada de empresas.

Alegó que los daños ocasionados por las prevaricaciones de la Fiscalía ascienden a 500 millones de rublos (más de 15 millones de dólares), suma que prácticamente equivale a la mitad del presupuesto anual de la ciudad, según Zhúkov.

Además, el alcalde denunció fuertes presiones por la Fiscalía, que consisten en inspecciones diarias de la documentación en el Ayuntamiento, así como numerosos interrogatorios de sus empleados para "arrancarles testimonios" contra Zhúkov.

Sin embargo, según fuentes cercanas a la situación citadas por el portal de noticias lenta.ru, más bien se trata de un conflicto de intereses entre Zhúkov y el fiscal de la ciudad, Dmitri Pogudin, quien se impuso en varios litigios judiciales contra el alcalde.

Uno de aquellos pleitos tenía que ver con la asignación de fondos públicos a la empresa del hijo de Zhúkov para la construcción de carreteras en la ciudad.