Rusia asombrada de que Arabia Saudí rechazara asiento en Consejo de Seguridad

Rusia se mostró hoy sorprendida por la decisión de Arabia Saudí de rechazar su asiento como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, para el que fue elegido ayer.

Rusia se mostró hoy sorprendida por la decisión de Arabia Saudí de rechazar su asiento como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, para el que fue elegido ayer.

"Estamos sorprendidos por esa decisión sin precedentes de Arabia Saudí, cuya candidatura fue apoyada en la Asamblea General por la mayoría aplastante de los países miembros de la ONU", se indica en una nota publicada en la página web del ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

Riad explicó su rechazo con el argumento de que no formará parte del Consejo hasta que este sea reformado y acabe con su "política de doble rasero", al tiempo que lo acusó de "haber permitido que el régimen sirio asesine a su pueblo y lo aniquile con armas químicas".

"El razonamiento de Arabia Saudí nos deja perplejos. Los reproches (saudíes) al Consejo de Seguridad de la ONU en el contexto de la crisis siria suenan raros sobre todo después de que el organismo aprobara unánimemente la resolución 2118, que establece el marco legal para resolver (...) el conflicto sirio", señala el comunicado.

En la nota se alude a la resolución 2118, que acordó la puesta bajo control internacional de las armas químicas de Damasco para evitar una intervención militar exterior.

En un comunicado, el Ministerio saudí de Asuntos Exteriores expresa el rechazo de Riad a integrarse en el Consejo y agradece a todos los países que le otorgaron su confianza para que formara parte como miembro no permanente del máximo organismo de Naciones Unidas para el bienio 2014-2015.

"Arabia Saudí considera que la forma, los mecanismos de trabajo y la actual política de doble rasero en el Consejo de Seguridad impiden que este cumpla con sus deberes y afronte su responsabilidad de la forma adecuada para mantener la seguridad y la paz", señaló Riad.

El Ministerio saudí de Asuntos Exteriores lamentó que los esfuerzos internacionales que se han desplegado en los últimos años, y en los que ha participado Arabia Saudí, no lograran introducir las reformas que se requieren para que el Consejo de Seguridad recupere su papel al servicio de la seguridad y la paz mundiales.

La Asamblea General de la ONU eligió ayer, por 176 votos a favor, a Arabia Saudí como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, junto a Chile, Chad, Nigeria y Lituania.

El organismo renueva cada año cinco de los diez puestos no permanentes del Consejo que se dividen por regiones geográficas entre Europa Occidental y Otros, Europa Oriental, África, Asia, y América Latina, además de los cinco miembros permanentes y con derecho a veto (Estados Unidos, Rusia, Francia, China y Reino Unido).