Rusia aborta un posible atentado contra planta de destrucción armas químicas

Las autoridades rusas anunciaron hoy que, al detener a dos caucasianos, han abortado un posible atentado terrorista contra una planta de destrucción de armas químicas en la región de Kírov.

Las autoridades rusas anunciaron hoy que, al detener a dos caucasianos, han abortado un posible atentado terrorista contra una planta de destrucción de armas químicas en la región de Kírov.

"La investigación indica que los sospechosos son seguidores del "wahabismo", corriente radical del Islám, afirmó Vladímir Markin, portavoz del Comité de Instrucción de Rusia (CIR), según la prensa local.

Las autoridades aseguran que el atentado podría haber causado centenares de muertos en Kírov (unos 1.000 kilómetros al noreste de Moscú), adonde los detenidos, dos jóvenes de 19 y 21 años oriundos del Cáucaso Norte, habrían llegado procedentes de Moscú.

"Según las versiones de la investigación, la acción se preparaba con el fin de influir en la toma de decisiones de las autoridades y las organizaciones internacionales", añadió el funcionario sin especificar a qué organizaciones se refería.

Durante la detención, en la que uno de los presuntos terroristas ofreció resistencia, las fuerzas de seguridad requisaron los componentes necesarios para fabricar una bomba casera, literatura extremista y dos pasaportes.

Además, descubrieron un zulo con mapas y explosivos a unos 500 metros de la planta de destrucción de armas químicas de Maradikovo (Kírov).

Rusia, miembro de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, premiada la pasada semana con el Premio Nobel de la Paz, informó recientemente haber destruido ya el 76 por ciento de su arsenal químico.

Tanto Rusia, que heredó 40.000 toneladas de armas químicas de la Unión Soviética, como Estados Unidos incumplieron en 2012 el plazo para la destrucción de todos sus arsenales de esa clase.

De acuerdo con la Convención Internacional para la Prohibición de Armas Químicas creada en 1993 y en vigor desde 1997, los cerca de 200 países que la han suscrito estaban obligados a desmantelar todo su armamento químico antes de abril de 2012.

Siria se comprometió recientemente a destruir todo su arsenal químico antes de la segunda mitad de 2014, en virtud de un plan ruso que ha alimentado las esperanzas de una nueva conferencia de paz en Ginebra para el arreglo pacífico del conflicto en el país árabe.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.