Lavrov: Justicia debe seguir su curso en el caso de activistas de Greenpeace

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, defendió hoy que la Justicia debe seguir su curso en el caso de los activistas del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace detenidos en Rusia, y aseguró que Moscú no interferirá en ese proceso.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, defendió hoy que la Justicia debe seguir su curso en el caso de los activistas del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace detenidos en Rusia, y aseguró que Moscú no interferirá en ese proceso.

"La Justicia debe seguir su curso y no hay que interferir", aseguró Lavrov en una rueda de prensa tras reunirse con su homólogo belga, Didier Reynders, que le trasladó la preocupación del Parlamento nacional por la situación.

El ministro ruso subrayó que su Gobierno no se inmiscuirá en la investigación en curso por la supuesta violación de varias normas internacionales y rusas por parte de los detenidos, que son acusados de piratería y pueden ser condenados a hasta 15 años de prisión.

Además, recordó que Moscú se dirigió en varias ocasiones a Holanda, bajo cuya bandera navegaba el "Artic Sunrise", con motivo de las acciones ilegales del rompehielos y que las preguntas no recibieron respuesta.

El Gobierno holandés anunció el pasado 4 de octubre el inicio de un proceso de arbitraje contra Rusia, basado en tratados sobre el Derecho del Mar, para conseguir la liberación de los activistas, que han visto rechazadas sus peticiones para salir de la cárcel.

Una treintena de activistas y el capitán del buque permanecen en prisión preventiva desde hace casi un mes, cuando el barco fue interceptado por la guardia de fronteras rusa mientras protestaba contra una explotación petrolera en el Ártico.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.