Expertos rusos concluyen que Arafat no fue envenenado con polonio

Expertos rusos han concluido que el histórico líder palestino Yaser Arafat no fue envenenado con polonio, aunque la Cancillería de Rusia declaró hoy que es la Autoridad Palestina la que debe hacer públicos los resultados de la investigación forense.

Expertos rusos han concluido que el histórico líder palestino Yaser Arafat no fue envenenado con polonio, aunque la Cancillería de Rusia declaró hoy que es la Autoridad Palestina la que debe hacer públicos los resultados de la investigación forense.

"Nuestra labor ya ha terminado. Hemos entregado todos los resultados del análisis al Ministerio de Exteriores de Rusia. Nosotros no podemos hacerlos públicos", aseguró a Efe un portavoz de la Agencia Federal Médico Biológica (AFMB) de Rusia.

Poco antes, el jefe de la AFMG, Vladímir Uiba, aseguró que Arafat no pudo haber sido envenenado con polonio -una sustancia radiactiva altamente tóxica- frente a la posibilidad que han admitido un grupo de científicos suizos.

"Él no pudo haber sido envenenado con polonio. La investigación realizada por expertos rusos no halló rastros de dicha sustancia", aseguró Uiba a la agencia Interfax.

Uiba subrayó que los expertos rusos efectuaron un análisis detallado de los restos exhumados del líder palestino fallecido en 2004.

Según informa la revista médica británica "The Lancet" en su último número, una investigación de un grupo de científicos suizos admite la posibilidad de que Arafat hubiera sido envenenado con polonio-210 radiactivo.

Los expertos del Instituto de Radiofísica del Hospital Universitario de Lausana, los mismos que ya habían constatado la presencia de polonio-210, dijeron haber encontrado un "inexplicable" mayor contenido de esa sustancia en las pertenencias del histórico líder palestino.

"Estos hallazgos apoyan la posibilidad de que Arafat fuera envenenado con polonio", se afirma en el estudio redactado por el grupo de investigadores liderado por François Bochud, científico del centro suizo.

El polonio-210 es una sustancia altamente radiactiva que ya fue utilizada para acabar en 2006 en Londres con la vida del antiguo espía ruso convertido en opositor al Kremlin, Alexander Litvinenko.

Desde que los restos de Arafat, fallecido a los 75 años, se exhumaron en noviembre de 2012, equipos de científicos rusos, suizos y franceses están analizando el cuerpo, su ropa y muestras de tierra.

La muerte de Arafat fue denunciada en julio de 2012 a un tribunal de la ciudad francesa de Nanterre por Suha Arafat, que siempre sugirió la posibilidad de un complot contra su esposo.

La viuda presentó esta denuncia después de que el Instituto de Radiación Física de Lausana descubriera restos de polonio-210 en algunas de las ropas y utensilios más privados del líder palestino.

La viuda expresó en su momento su satisfacción por la participación de investigadores rusos en las labores de exhumación del cadáver del líder palestino.

"Confío plenamente en ellos y estoy segura de su profesionalidad. Rusia siempre apoyó a Yaser Arafat y a la revolución palestina", señaló.

Arafat, fundador de la Organización para la Liberación de Palestina y galardonado con el premio Nobel en 1994, falleció en un hospital militar, cerca de París, el 11 de noviembre de 2004, después de varias semanas de agonía en Ramala, donde llevaba cerca de tres años cercado por Israel.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.