La UE pide a OMC mediar en una disputa sobre una tasa que impone Rusia

La Unión Europea (UE) pidió hoy a la Organización Mundial del Comercio (OMC) el establecimiento de un panel de resolución de disputas para decidir sobre la legalidad de una tasa especial de reciclaje que impone Rusia a las importaciones de vehículos de segunda mano fabricados fuera del país.

La Unión Europea (UE) pidió hoy a la Organización Mundial del Comercio (OMC) el establecimiento de un panel de resolución de disputas para decidir sobre la legalidad de una tasa especial de reciclaje que impone Rusia a las importaciones de vehículos de segunda mano fabricados fuera del país.

La UE ya inició en julio pasado consultas formales con Rusia en Ginebra para tratar de llegar a una solución, contactos que resultaron infructuosos, por lo que Bruselas ha decidido dar un nuevo paso en el procedimiento de litigios de la OMC y solicitar la creación de ese panel de expertos, señaló la Comisión Europea (CE) en un comunicado.

"Hemos utilizado todas las opciones posibles para lograr una solución con Rusia que sea aceptable para los dos", declaró el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht.

Indicó igualmente que, dado que la tasa "sigue dañando gravemente las exportaciones de un sector que es clave para la economía europea", la UE "no ha tenido otra elección que pedir que la OMC emita una sentencia para garantizar que Rusia cumple con sus obligaciones internacionales".

La llamada "tasa de reciclaje", que la UE considera discriminatoria, se aplica desde hace más de un año y tiene un "impacto severo", de unos 10.000 millones de euros anuales para los vehículos que exporta a Rusia.

La CE recordó que, a la par que el bloque europeo, Japón pidió igualmente en julio consultas con Rusia ante la OMC para tratar de encontrar una solución sobre ese impuesto.

En concreto, el gravamen se aplica sobre los automóviles, los camiones, los autobuses y otros tipos de vehículos desde el 1 de septiembre de 2012, sólo unos días después de concretarse el acceso de Rusia a la OMC.

A los vehículos con menos de tres años se les aplica una tasa de entre 420 y 2.700 euros y, a los que superan ese tiempo, entre 2.600 y 17.200 euros.

Para algunos vehículos, como camiones para la minería, el impuesto puede ascender hasta los 147.000 euros, según datos facilitados por la Comisión.

El Ejecutivo comunitario señaló que, según los propios cálculos de las autoridades rusas, la tasa aporta 1.300 millones de euros anuales a las arcas nacionales.

La UE cree que el gravamen es discriminatorio porque las importaciones a Rusia de vehículos procedentes de Kazajistán y Bielorrusia (sus socios en su unión aduanera) están exentas de ella.

Por ello, considera que la tasa "es incompatible con las normas más básicas de la OMC" que prohíben dar un trato preferente a los productos nacionales sobre los importados.

A continuación, el órgano de resolución de disputas de la OMC discutirá la petición europea de establecer un panel en su reunión del próximo 22 de octubre, un encuentro en el que Rusia tendrá el derecho de objetar a ello, explicó la CE.

También apuntó que, si el bloque europeo vuelve a solicitar el panel en la siguiente reunión del organismo, que tendrá lugar en noviembre, Rusia ya no podrá bloquear la petición por segunda vez.

Rusia es el tercer mayor socio comercial de la UE, mientras que la Unión es el principal de Moscú.

En 2012 las exportaciones europeas a Rusia ascendieron a 123.000 millones de euros y, las importaciones, a 213.000 millones.

Las exportaciones rusas a la UE consisten principalmente en materias primas (el 80 % del total), mientras que las europeas a ese país incluyen sobre todo maquinaria y equipos para el sector de los transportes (el 50 %), entre los que destacan los vehículos.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.