Holanda investigará el incidente con el diplomático ruso antes de disculparse

El Gobierno de Holanda informó hoy de que investigará el incidente con un diplomático ruso en La Haya que ha causado asperezas entre ambos países pero no presentará sus disculpas a Moscú hasta que los hechos sean esclarecidos.

El Gobierno de Holanda informó hoy de que investigará el incidente con un diplomático ruso en La Haya que ha causado asperezas entre ambos países pero no presentará sus disculpas a Moscú hasta que los hechos sean esclarecidos.

"Holanda confirma que el pasado sábado por la noche ocurrió un incidente con un diplomático ruso que se saldó con un arresto por parte de la policía holandesa, que abrirá una investigación de los hechos", dijo hoy el ministerio de Asuntos Exteriores neerlandés en un comunicado.

Rusia, que considera que uno de sus diplomáticos fue agredido, ha exigido a Holanda que presente sus excusas por el incidente, que ocurrió en el domicilio del ministro consejero de su legación diplomática en La Haya, Dmitri Borodín.

Sin embargo Holanda, que hoy mantuvo conversaciones con el ministerio de Exteriores ruso, aseguró que solamente presentará excusas en el caso de que "la investigación sobre los hechos concluya que hubo una violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

Borodín fue detenido el pasado sábado en su vivienda tras una llamada telefónica del vecindario, donde se denunciaba un presunto maltrato a sus hijos, una niña de cuatro años y un niño de dos, según medios locales.

Hasta que se esclarezcan los hechos, Holanda se abstiene de comentar sobre qué ocurrió exactamente durante en incidente, según aclaró a Efe el portavoz del ministerio de Exteriores holandés, Thijs van Son.

El portavoz precisó que se desconoce todavía cuánto tiempo durará la investigación policial.

Rusia presentó hoy una nota de protesta a Holanda por los hechos ocurridos y exigió las disculpas de La Haya.

Según el ministerio de Exteriores Ruso varias personas uniformadas y armadas irrumpieron en el apartamento de Borodín, al que esposaron y golpearon delante de sus hijos, tras lo cual lo trasladaron a una comisaría en un vehículo policial.

Un portavoz de la cancillería rusa indicó que, tras permanecer detenido casi toda la noche en las dependencia policiales, Borodín fue puesto en libertad "sin explicaciones ni disculpas".

Este incidente coincide con las tensiones entre Amsterdam y Moscú por la detención en Rusia de los activistas del rompehielos Arctic Sunrise, de Greenpeace, que navegaba bajo bandera holandesa.