El Banco Mundial rebaja a cero el crecimiento de Ucrania en 2013

El Banco Mundial (BM) ha rebajado desde el 1 por ciento hasta cero su previsión de crecimiento de la economía ucraniana este año, anunció hoy el director de la entidad internacional para Ucrania, Bielorrusia y Moldavia, Qimiao Fan.

El Banco Mundial (BM) ha rebajado desde el 1 por ciento hasta cero su previsión de crecimiento de la economía ucraniana este año, anunció hoy el director de la entidad internacional para Ucrania, Bielorrusia y Moldavia, Qimiao Fan.

"Creemos que en 2013 habrá crecimiento cero. La perspectiva para 2014-2015 dependerá en gran medida de si se llevan a cabo reformas estructurales en el país", advirtió el funcionario del BM, citado por medios locales.

En poco más de un año, desde julio de 2012, el pronóstico de crecimiento en la antigua república soviética ha pasado del 3,5 por ciento a cero.

La última revisión del BM data de abril de este año, cuando pasó del 2,2 al 1 por ciento.

El informe presentado hoy por la entidad financiera internacional advierte que la economía ucraniana entrará en recesión y perderá en torno al 1 por ciento en 2015 si no se afrontan serias reformas estructurales, a las que se resiste Kiev por su impopularidad.

El BM recomienda restablecer el equilibrio macroeconómico a través de la reducción del déficit presupuestario, la liberalización de la cotización de las divisas, la reforma del sector energético y la mejora del clima empresarial en el país para atraer las inversiones, tanto nacionales como extranjeras.

En tal caso, los analistas del banco vaticinan un leve crecimiento (1,5 por ciento) en 2014, y un posterior relanzamiento de la economía hasta un ritmo de crecimiento del 3 por ciento en 2015 y un 4 por ciento en 2016.

En el ámbito energético, el BM urge al Gobierno de Kiev que incremente de forma inmediata y en más de un 40 por ciento las tarifas que paga la población por el gas natural y la calefacción.

El informe de la entidad señala que las bajas tarifas actuales afectan negativamente a la calidad en la prestación del servicio e incrementa además el gasto público.

Según el BM, los consumidores ucranianos pagan apenas el 19 por ciento del coste real del gas natural que importa el país, sobre todo desde Rusia.

La subida de las tarifas sobre el gas para la población es una condición del Fondo Monetario Internacional para restablecer el crédito al Gobierno ucraniano, una medida que Kiev ha rechazado en numerosas ocasiones.

El proyecto de presupuesto para 2014 presentado en septiembre al Parlamento por el Gobierno ucraniano prevé un crecimiento del 3 por ciento, una inflación del 8,3 por ciento, una deuda pública valorada en el 32,4 por ciento del PIB y un déficit presupuestario del 2,7 por ciento.