Ucraniano Klitschkó retiene la corona de los pesados ante el ruso Povetkin

El ucraniano Vladímir Klitschkó retuvo la corona de los pesos pesados al batir con claridad a los puntos al ruso Alexandr Povetkin, que encajó así la primera derrota de su carrera.

El ucraniano Vladímir Klitschkó retuvo la corona de los pesos pesados al batir con claridad a los puntos al ruso Alexandr Povetkin, que encajó así la primera derrota de su carrera.

Klitschkó, de 37 años y hermano de otro campeón mundial, Vitali, fue declarado unánimemente el ganador del combate celebrado anoche en el Pabellón Olímpico de Moscú por los tres jueces: 119-104, 119-104 y 119-104.

El más joven de los hermanos ucranianos es actualmente campeón de los pesados por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional de Boxeo (IBF), la Organización Mundial de Bozeo (WBO) y la Organización Internacional de Boxeo (IBO).

Con esta victoria, Klitschkó suma 62 victorias, por sólo tres derrotas; mientras para Povetkin, de 34 años y campeón olímpico en Atenas (2004), ésta fue su primera derrota en 27 peleas.

Klitschkó, que volvió a ser criticado por su boxeo calculador, controló el combate en todo momento e incluso tumbó a la lona en varias ocasiones a su rival, tres de ellas en el séptimo asalto, lo que le garantizó a la postre la victoria.

El campeón mantuvo a raya en todo momento al aspirante con su famoso "jab", lo que impidió que el ruso pudiera acercarse a distancias cortas, donde hubiera tenido ventaja, según todos los expertos.

"Ha ganado el más fuerte. Estoy abierto a la revancha, si Povetkin quiere. Es un auténtico luchador. Me sorprendió lo estoico que es Alexandr, que intentó hasta el final propinarme el golpe decisivo. Aunque, es verdad, que no lo logró", dijo Klitschkó.

Por su parte, Povetkin reconoció que Klitschkó había sido mejor que él, pero aseguró que seguirá entrenando para tomarse la revancha.

"Las cosas no salieron tan bien como esperaba, pero nunca me rendí. (Klitschkó) Él es el mejor del mundo, eso está claro", apuntó.

Entre los invitados de honor a la pelea figuraba el legendario campeón estadounidense, George Foreman, que combatió en su tiempo contra Mohamed Alí; el campeón británico Lennox Lewis, y el "Hombre Montaña", Nikolái Valúev.

Foreman comentó que la clave de la victoria de Klitschkó estuvo en su "excelente jab izquierdo" que mantuvo a distancia a Povetkin, aunque matizó que si éste fuera más robusto, el resultado podía haber sido muy distinto.

Por su parte, Lewis se mostró decepcionado con el espectáculo dado por ambos púgiles, al tiempo que criticó la actuación del árbitro, ya que en su opinión perdió el control de la pelea en varias ocasiones.

Valúev también aludió al árbitro, al que acusó de no tener en cuenta las tretas a las que recurrió Klitschkó para quitarse de encima a su rival, lo que podría haberle costado varios puntos

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.