El Kremlin lamenta que Putin no pueda reunirse con Obama durante la APEC

El Kremlin lamentó hoy que el presidente ruso, Vladímir Putin, no pueda reunirse con su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, durante la próxima cumbre de la APEC, que se celebrará entre el 5 y 7 de septiembre en Bali (Indonesia).

El Kremlin lamentó hoy que el presidente ruso, Vladímir Putin, no pueda reunirse con su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, durante la próxima cumbre de la APEC, que se celebrará entre el 5 y 7 de septiembre en Bali (Indonesia).

El Kremlin reaccionó así al anuncio de que Obama ha decidido cancelar su viaje a Indonesia y Brunei debido a la crisis generada por el cierre parcial de la Administración estadounidense, por lo que a la APEC viajará el secretario de Estado, John Kerry.

"Lamentamos que la reunión no tenga lugar, ya que, indudablemente, las relaciones bilaterales demandan que prosiga el diálogo al más alto nivel", afirmó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, citado por las agencias locales.

Entre los asuntos internacionales que Moscú y Washington deben abordar, Peskov destacó Siria, país que ha aceptado entregar sus armas químicas a la comunidad internacional, lo que ha generado esperanzas sobre la convocatoria de una conferencia de paz Ginebra 2.

Peskov también manifestó que las autoridades rusas se hacen cargo de la situación que tiene lugar en Estados Unidos debido al cierre parcial de la Administración.

"Esperamos que se arregle esa situación. También esperamos la próxima oportunidad que se presente para celebrar esa reunión bilateral", dijo.

Esta semana, el asesor presidencial Yuri Ushakov adelantó que Rusia y EEUU preparaban una reunión entre ambos mandatarios en el balneario indonesio.

Ésta debía ser la primera reunión formal entre los dos presidentes después de la celebrada en junio durante la cumbre del G8 en Irlanda del Norte.

La visita que tenía previsto Obama a Moscú en septiembre y también el encuentro bilateral con Putin en la cumbre del G20 de San Petersburgo fueron cancelados por la Casa Blanca después de que Putin diera asilo a Edward Snowden, exanalista de la CIA.