Holanda estudia qué hacer para liberar a 30 activistas de Greenpeace en Rusia

El Gobierno de Holanda evalúa qué acciones emprender con el objetivo de liberar a treinta activistas del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace, entre los que se encuentran dos ciudadanos holandeses, detenidos y acusados de piratería en Rusia, informó hoy la prensa neerlandesa.

El Gobierno de Holanda evalúa qué acciones emprender con el objetivo de liberar a treinta activistas del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace, entre los que se encuentran dos ciudadanos holandeses, detenidos y acusados de piratería en Rusia, informó hoy la prensa neerlandesa.

El Ministerio holandés de Exteriores decidirá esta semana qué tipo de medidas pueden tomar frente a las autoridades rusas, y si finalmente las aplican, destacó el portal de información DutchNews.

Los activistas, arrestados el mes pasado cuando se manifestaban en contra de las perforaciones del consorcio gasístico ruso Gazprom en el océano Ártico, podrían enfrentarse a una pena de cárcel de quince años.

En total, los treinta activistas -de 18 nacionalidades distintas- han permanecido detenidos a la espera de que se celebre su juicio, aunque es incierto cuántos de ellos han sido acusados de piratería, destacó ese medio digital.

Su embarcación, el "Artic Sunrise", navegaba con pabellón neerlandés cuando guardacostas rusos lo pusieron bajo arresto y lo remolcaron hasta el puerto de Múrsmansk.

El ministro holandés de Exteriores, Frans Timmermans, que ha estado en contacto con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, para exigirla la liberación de los activistas, afirmó la pasada semana en el Parlamento que preferiría llegar a una solución diplomática sobre el asunto, aunque no descartó emprender medidas legales.

Entre los treinta activistas detenidos hay dos argentinos y dos holandeses, siendo el resto de otras dieciséis nacionalidades.

Greenpeace ha recogido ya 300.000 firmas con la campaña lanzada para pedir la liberación de los activistas.