El Tribunal de Estrasburgo condena a Rusia por el caso Kaspárov

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó hoy a Rusia porque el excampeón mundial de ajedrez Gary Kaspárov no tuvo un proceso justo tras su arresto en 2007 por apoyar una manifestación contra el presidente ruso, Vladímir Putin.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó hoy a Rusia porque el excampeón mundial de ajedrez Gary Kaspárov no tuvo un proceso justo tras su arresto en 2007 por apoyar una manifestación contra el presidente ruso, Vladímir Putin.

La Corte europea sentenció por unanimidad que el Estado ruso violó las libertades de reunión y asociación y el derecho a un juicio justo en el caso del arresto y el posterior proceso a Kaspárov y otros ocho manifestantes en abril de 2007.

Según el tribunal, Rusia violó el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que garantiza el derecho a un proceso equitativo.

La Corte se basa en las circunstancias de las detenciones y la fundamentación de la condena del tribunal ruso sobre la hipótesis de que los acusados se encontrasen en un lugar y momento determinados, sin que se permitiese a estos discutir esas circunstancias o aportar pruebas al respecto.

De entre los nueve denunciantes destaca el caso de M. Toropov, cuya situación se vio agravada por el hecho de que no se le permitió ni a él ni a su abogado estar presentes en la audiencia de su propio juicio.

En cuanto a la violación de los artículos 10 y 11 referentes al derecho a la libertad de expresión y a las libertades de reunión y asociación, la Corte europea encuentra que sólo es efectiva en los casos de Kaspárov, Toropov y A. Tarasov.

El tribunal ruso justificó sus arrestos en la defensa de la seguridad al encontrarse los tres en las proximidades de la Plaza Roja de Moscú (considerada zona de alta seguridad), pero, al mismo tiempo, en el juicio se estableció que las detenciones se produjeron a 1,4 kilómetros de dicho lugar.

Por tanto y dada la distancia, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos considera que la intervención fue desproporcionada y no era necesaria para la defensa del orden público.

La sentencia concluye que el Estado ruso debe pagar a Kasparov, Toropov y Tarasov 10.000 euros a cada uno, así como una suma de 4.000 euros a cada uno de los otros cinco afectados.

Además, el tribunal añade un monto de 10.500 euros que Rusia debería pagar de forma global por los honorarios de los tres abogados.

Las detenciones tuvieron lugar el 14 de abril de 2007 en relación con la "Marcha de los disidentes", una manifestación en Moscú contra el Gobierno de Putin, cuyo recorrido y horario se habían restringido por razones de seguridad.

Tres de los detenidos declararon dirigirse al encuentro en el momento de su detención, mientras que los otros cinco afirmaron encontrarse simplemente en las cercanías sin tener intención de participar en la protesta.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.