La OTAN pide a Rusia que retire barreras en las fronteras internas de Georgia

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, urgió hoy a Rusia a retirar las barreras levantadas en las líneas que separan la regiones separatistas Osetia del Sur y Abjasia del resto de Georgia.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, urgió hoy a Rusia a retirar las barreras levantadas en las líneas que separan la regiones separatistas Osetia del Sur y Abjasia del resto de Georgia.

Rasmussen, en un comunicado, expresó su "preocupación" por esas actividades, que "contradicen los compromisos internacionales de Rusia y no contribuyen a una resolución pacífica del conflicto".

"Tiene un impacto negativo en la situación sobre el terreno y afecta las vidas de los ciudadanos de Georgia que viven en cualquiera de los lados de las líneas de límite administrativo", señaló el político danés.

Rasmussen recordó que la postura de la OTAN sobre el conflicto georgiano es "muy clara" y pasa por apoyar la "integridad territorial y la soberanía de Georgia dentro de sus fronteras, reconocidas internacionalmente".

"Pedimos a Rusia que dé marcha atrás en su reconocimiento de las regiones georgianas de Osetia del Sur y Abjasia como Estados independientes", subrayó.

El mensaje de la Alianza Atlántica llega después de que el Gobierno de Georgia haya criticado duramente la construcción de fortificaciones en la frontera georgiana-suroseta iniciada recientemente por guardias fronterizos rusos.

Tras la guerra ruso-georgiana de 2008 por el control de Osetia del Sur, Moscú reconoció a esta región y también a Abjasia como estados independientes, después de lo cual Georgia rompió relaciones diplomáticas con Rusia.

La OTAN, mientras tanto, mantiene el compromiso de admitir a Georgia como Estado miembro una vez cumpla con todos los requisitos y pese a la oposición de Rusia a ese movimiento.