Ucrania protesta oficialmente por la detención de un activista de Greenpeace

El Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano entregó hoy una nota de protesta oficial a la diplomacia rusa en Kiev por el ingreso preventivo en prisión de uno de los activistas del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace, el ucraniano Ruslán Yákushev.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano entregó hoy una nota de protesta oficial a la diplomacia rusa en Kiev por el ingreso preventivo en prisión de uno de los activistas del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace, el ucraniano Ruslán Yákushev.

Ucrania mostró su desacuerdo con el tribunal Léninski de Múrmansk por no atender a la petición cursada por las autoridades de Kiev para que se adoptara contra Yákushev otra medida en atención a su mal estado de salud.

La diplomacia ucraniana considera que la Justicia rusa debe tener en cuenta tanto la salud de Yákushev como el hecho de que no participó directamente en el intento de asalto a la plataforma petrolífera Prirazlómnaya que se incrimina a los treinta activistas de Greenpeace condenados a dos meses de prisión preventiva a la espera de que se presenten cargos contra ellos.

El director del departamento de información de la cancillería ucraniana, Yevgueni Perebeinis, anunció a los medios locales que la defensa de Yákushev y el Consulado General de Ucrania preparan una apelación de la decisión del tribunal de Múrmansk.

El pasado domingo, la Justicia rusa resolvió que los treinta tripulantes del rompehielos de la ONG, implicados en el presunto asalto a una plataforma petrolífera en el Ártico ruso, deben permanecer en la cárcel mientras se investigan los hechos que se les imputan.

El Comité de Instrucción (CI) ruso anunció ayer que presentará en breve cargos formales contra los miembros de la tripulación del "Arctic Sunrise".

Los activistas condenados proceden de 18 países: Rusia, EEUU, Argentina, Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia.

Tras la protesta junto a la plataforma de Gazprom en aguas del mar de Barents, en el Ártico ruso, el rompehielos de la ONG fue apresado por la guardia de fronteras rusa y sus tripulantes detenidos y trasladados a tierra para comparecer ante la justicia.

El consorcio energético planea comenzar la producción de petróleo en esa plataforma en el primer trimestre de 2014, lo que, según la ONG, aumenta el riesgo de que se produzca un vertido de petróleo en un área que contiene tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.