Putin promulga ley que incentiva la explotación de la plataforma continental

El presidente ruso, Vladímir Putin, promulgó hoy una ley que incentiva la explotación de hidrocarburos en la plataforma continental, informó el Kremlin en un comunicado.

El presidente ruso, Vladímir Putin, promulgó hoy una ley que incentiva la explotación de hidrocarburos en la plataforma continental, informó el Kremlin en un comunicado.

Con la medida, el Kremlin espera estimular las inversiones en la plataforma continental por medio de la introducción de subsidios fiscales y arancelarios, según las agencias locales.

La nueva ley estipula impuestos del 20 por ciento a los beneficios de las empresas que exploten la plataforma continental rusa, que acoge ingentes recursos de petróleo, gas y otros recursos naturales y minerales.

Entre otras medidas, se contempla la posibilidad de introducir un impuesto cero al valor añadido sobre las operaciones de venta de los hidrocarburos y los servicios de transporte de esas materias primas.

Las empresas afectadas serán todas aquellas que exploten yacimientos que se encuentren en la plataforma continental rusa, incluido el Mar Caspio, cuya división entre los países limítrofes aún no ha sido regulada.

Putin promulgó esta ley el mismo día que el Comité de Instrucción de Rusia anunció que en breve presentará cargos formales contra los 30 tripulantes del rompehielos "Arctic Sunrise" de Greenpeace detenidos por protestar contra la explotación del Ártico ruso.

Varios miembros de la tripulación del rompehielos trataron de asaltar la plataforma petrolífera flotante Prirazlómnaya del consorcio energético Gazprom, que se encuentra en el mar de Bárents.

La plataforma Prirazlómnaya, que explota un yacimiento cuyas reservas se estiman en 72 millones de toneladas, es considerada la primera del mundo que es resistente al hielo y puede funcionar los doce meses del año.

Gazprom planea comenzar la producción de petróleo en esa plataforma en el primer trimestre de 2014, lo que, según la ONG, aumenta el riesgo de que se produzca un derrame de petróleo en un área que contiene tres reservas naturales protegidas por la propia legislación rusa.

El gigante energético ruso, que explota gas y petróleo, espera convertirse gracias a este yacimiento en la primera compañía que comercializa crudo extraído del Ártico.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.