Georgia llama a UE a proteger a la Asociación Oriental de las presiones rusas

Georgia llamó hoy a la Unión Europea a defender a los países de la Asociación Oriental ante las presiones de Rusia, que se opone a la firma de los acuerdos de asociación entre Bruselas y las antiguas repúblicas soviéticas.

Georgia llamó hoy a la Unión Europea a defender a los países de la Asociación Oriental ante las presiones de Rusia, que se opone a la firma de los acuerdos de asociación entre Bruselas y las antiguas repúblicas soviéticas.

"En nombre del Gobierno georgiano solicito a la UE que refuerce el apoyo a los países de la Asociación Oriental en el marco del importante desafío político exterior" por parte de Rusia, dijo el primer ministro del país caucasiano, Bidzina Ivanishvili, durante una reunión con el comité de Seguridad de la UE.

La Asociación Oriental, foro que reúne a la UE con Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania, es el gran intento lanzado en los últimos años por Bruselas para tratar de acercar a esas repúblicas soviéticas a la esfera europea.

Además, instó a hacer "todo lo posible" para que se firme un acuerdo de asociación entre Tiflis y Bruselas durante la cumbre de la UE en Vilna, programada para noviembre.

"Debe proseguir la política de no reconocimiento de los territorios georgianos ocupados (por las tropas rusas en las regiones separatistas Osetia del Sur y Abjasia). La postura debe ser firme", dijo.

Agregó que "es necesario instar a Rusia a que cese de inmediato esas actividades (de ocupación militar) y que adopte una postura constructiva y se comprometa a no recurrir a la fuerza".

Tras la guerra ruso-georgiana de 2008 por el control de Osetia del Sur, Moscú reconoció a esta región y también a Abjasia como estados independientes, después de lo cual Georgia rompió relaciones diplomáticas con Rusia.

Esas dos regiones, fronterizas con Rusia, se habían escindido de facto de Georgia a comienzos de la década de 1990 tras sendos conflictos armados que dejaron miles de muertos y provocaron el éxodo de cerca de 300.000 refugiados georgianos.

Ivanishvili también criticó duramente la construcción de fortificaciones en la frontera georgiana-suroseta iniciada recientemente por guardias fronterizos rusos.

Señaló que Rusia debe crear las condiciones para posibilitar el acceso libre de los observadores de la UE a las regiones separatistas georgianas.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.